Las obras del dragado de conservación del puerto de Conil que comenzaron a principios de mes finalizarán en el mes de febrero tras la extracción de 78.795 metros cúbicos de arena para restablecer calados de 2,5 metros de profundidad. La arena será depositada en la playa de Fuente del Gallo, a poniente de la punta del Roqueo, dentro del término municipal de Conil.

El problema del cúmulo de sedimentos en el puerto conileño es un fenómeno histórico provocado de forma natural por los movimientos mareales, lo que obliga a ejecutar dragados de mantenimiento a lo largo del año. Estos trabajos, con un coste de 568.000 euros,  son una continuación a las labores de emergencia efectuadas por la Consejería de Fomento y Vivienda, a través de la Agencia Pública de Puertos de Andalucía (APPA), el pasado mes de abril para paliar las consecuencias de los temporales registrados en el litoral gaditano el pasado invierno, en las que se eliminaron 7.500 metros cúbicos de arena.

De forma simultánea al dragado de mantenimiento se está realizando otro interior –de unos 7.000 metros cúbicos– necesario para la construcción de la nueva línea de pantanales flotantes para embarcaciones pesqueras, cuyo fin es habilitar más puntos de atraque a la flota y disminuir así los riesgos y accidentes debidos a la gran cantidad de embarcaciones.

Tras este dragado, se procederá a la instalación de pilotes de los nuevos pantalanes, obra cofinanciada con Fondos Europeos Marítimos y de Pesca (FEMP) que cuenta con un presupuesto de 1,14 millones de euros, y que, según ha explicado la directora de la Agencia de Puertos de Andalucía,  Mariela Fernández-Bermejo, es de “importancia para el sector pesquero y prioridad de la Agencia en el cuidado y el mantenimiento de nuestros puertos”.

La flota con base en el puerto de Conil, con 175 metros de muelle, está compuesta por 85 embarcaciones dedicadas principalmente a la pesca artesanal de bajura, que faenan en los caladeros propios formados por arrecifes artificiales, predominando las capturas de pescados blancos como la urta, dorada, mero, cazón y bocinegro, además de la almadraba que se monta entre los meses de marzo a junio para la pesca del atún. Asimismo, existe en este puerto un pantalán deportivo, perteneciente al Club Náutico de Conil, con capacidad para 98 embarcaciones de recreo. Además, las instalaciones se completan con una lonja, fábrica de hielo y estación de suministro de combustible.

Compartir con: