publicidad


Redacción.- Los trabajadores de la UTE Lisan, encargada del servicio de limpieza del Hospital de La Línea, decidieron ayer en asamblea suspender las protestas que estaban llevando a cabo, con el apoyo de CSIF, a las puertas del centro hospitalario, después de que la empresa les haya comunicado la contratación de tres trabajadores a jornada completa. De esta manera, se cubren dos excedencias y una baja; a lo que hay que añadir la reincorporación en los últimos días de otros dos trabajadores que se encontraban de baja. Sólo quedan pendientes de reponer tres jubilaciones, las cuales se abordarán cuando se negocie el convenio colectivo, según manifestaba ayer la empresa a sus empleados.

Así, CSIF quiere resaltar el éxito de las protestas llevadas a cabo la pasada semana (martes y jueves), en las que se denunciaba el déficit de personal, que ocasionaba un aumento insostenible de la carga de trabajo de la plantilla disponible, y cuyos efectos perjudicaban tanto a los profesionales del centro hospitalario como a los propios usuarios. CSIF subraya que, aunque la plantilla aún no esté al cien por cien, con las nuevas contrataciones se mejorarán ostensiblemente las condiciones de trabajo del personal de limpieza.

publicidad


Por último, CSIF quiere agradecer a todos los compañeros implicados en reivindicaciones, por el apoyo mostrado durante estos últimos días.