El Grupo Municipal del Partido Popular ha calificado  de “inaudito” el ataque del teniente de alcalde de Urbanismo a los empresarios de los chiringuitos de Cádiz “después de ser el responsable, junto al alcalde, de la situación de inseguridad jurídica en la que están.

Los populares han señalado que si Vila quiere hacer arremeter contra alguien o dar las quejas por el hecho de que se haya privatizado la playa renunciando al dominio público que ocupan los chiringuitos “que se las dé al alcalde que fue quien lo hizo con su decreto, algo de lo que venimos advirtiendo desde que lo firmó en noviembre de 2017”

Dimitir o asumir lo hecho

El Grupo Popular señaló que la manera en la que ha reaccionado Vila, siendo un responsable público de un ayuntamiento, no es de recibo, y solo puede deberse a que su situación es ya insostenible: “si no fue capaz de impedir que el alcalde privatizara la playa con su decreto que lo reconozca y presente su dimisión como concejal de gobierno, y si está de acuerdo con todo lo realizado por González Santos que comience disculpándose con los empresarios sobre los que ha levantado sus sospechas y poniendo soluciones al problema”.

Los populares concluyeron señalando que este es un ejemplo más de la nula capacidad de gestión y del sectarismo del actual Equipo de Gobierno: “durante meses les avisamos que la situación de los chiringuitos solo podría pasar por un nuevo pliego o por la asunción del que estaba en vigor sin modificación alguna. El alcalde y Vila, tan solo por no hacer lo que le decíamos, firmaron un decreto que puede terminar con González Santos en el banquillo y con los empresarios, que son perjudicados de buena fe, en una situación de quiebra económica”.

Compartir con: