publicidad


Nueve trabajadores hasta ahora de baja dan negativo y completan más de 300 test a ambas plantillas

Nueve trabajadores de la Residencia Matía Calvo de Cádiz, que se han reincorporado al trabajo tras un periodo de baja en las últimas fechas y eran los únicos sin las pertinentes pruebas, han sido sometidos a test rápidos para detección del coronavirus, con resultado negativo, por lo que esta residencia situada en el barrio del Balón de Cádiz sigue sin presentar ningún contagio hasta la fecha. En la plantilla de este centro se han aplicado 129 test rápidos, los que detectan la presencia de anticuerpos del COVID-19, y 2 PCR, que detectan la presencia de la enfermedad. Todas estas pruebas con resultado satisfactorio.

Con estos controles, todos los trabajadores, tanto de la plantilla, como de servicios auxiliares como la vigilancia o la limpieza, de las dos residencias que gestiona la Diputación, la de Cádiz, y la de la calle Zarza, en El Puerto, han sido ya sometidos a las pruebas. Ello supone unos 330 test que no han detectado entre los trabajadores, ningún positivo desde el 13 de abril, fecha en que se registró el caso de una profesional de la residencia portuense, aún de baja. Otra trabajadora de este centro también ha sufrido la enfermedad, pero ya ha sido dada de alta y está reincorporada al trabajo.

También todos los usuarios del centro Matía Calvo de Cádiz han permanecido hasta la fecha libre de contagios. Los 60 test rápidos y los 6 PCR que se les han aplicado no han detectado la presencia de la enfermedad. El último PCR se realizó la pasada semana a un usuario con síntomas compatibles con el coronavirus y descartó la infección. Tampoco los test rápidos han arrojado casos de personas con anticuerpos de la enfermedad, por lo que esta residencia puede considerarse “libre de coronavirus” a día de hoy.

En el caso de El Puerto, no se ha detectado ningún positivo desde el 16 de abril. En la actualidad hay dos usuarios hospitalizados por coronavirus, y tres personas en aislamiento en la propia residencia al haber dado positivo. De ellas, una da positivo en los test rápidos, pero negativo en la prueba PCR, por lo que es posible que ya haya superado la enfermedad, dato que tendrá que confirmar un segundo PCR ya solicitado. Otra usuaria, ya está restablecida del virus y ha sido dada de alta. En el centros de la Calle Zarza se han realizado unos 290 test rápidos, doscientos entre trabajadores y 90 entre usuarios, así como unos 20 PCR entre usuarios. Desgraciadamente ha habido que lamentar dos fallecimientos por esta pandemia.

“Un alto porcentaje de los fallecidos durante esta crisis residen en centros de mayores, por lo que estos resultados y la ausencia de nuevos casos has sido acogidos con alivio por el personal”, ha explicado el diputado de Bienestar Social, David de la Encina, quien aun así ha señalado que “las medidas de prevención e higiene se van a seguir aplicando con el máximo celo, ya que es importante saber que, pese al inicio de la desescalada, la prudencia debe la norma para evitar un rebrote de la epidemia y que pueda mantenerse esta tendencia y no se propague el virus en las residencias de Diputación”.