Redacción | Conil.- La Consejería de Fomento y Vivienda, a través de la Agencia Pública de Puertos de Andalucía, ha sacado a licitación las obras de dragado de conservación del puerto de Conil por importe de 436.000 euros, con el fin de paliar el aterramiento producido por los temporales marinos en la bocana y canal de acceso al mismo. La Consejería cumple así el compromiso adquirido con el sector pesquero conileño en la interlocución permanente que mantiene con el mismo.

La Agencia de Puertos envió ayer el anuncio de licitación al Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) para su tramitación por vía de urgencia, a fin de acortar los plazos administrativos del procedimiento y estar así en disposición de acometer la obra lo antes posible. Una vez realizada la adjudicación, la empresa contratista dispondrá de un plazo de adjudicación de dos meses, con el objetivo de restituir un calado mínimo de 2,5 metros de profundidad en la mayor bajamar del año.


Esta rápida licitación de la obra ha sido posible gracias a que en diciembre se solicitaron los informes preceptivos al resto de administraciones competentes, como son la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar del Ministerio de Fomento, Capitanía Marítima y las consejerías de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca y Cultura. La arena extraída de los fondos marinos se podrá aprovechar para regenerar las playas cercanas, tal como ya se hiciera con las procedentes del dragado realizado en 2014.

Precisamente gracias a este último dragado, que supuso una inversión autonómica de 534.000 euros, en la actualidad el puerto de Conil, a pesar de los temporales acaecidos, aún dispone de un canal de un mínimo de 30 metros de anchura en la bocana, que se va ampliando hacia mar abierto, con dos metros de profundidad, según la medición batimétrica realizada por la Agencia de Puertos este mes de enero.

La flota con base en el puerto de Conil está compuesta por 85 embarcaciones dedicadas principalmente a la pesca artesanal de bajura, que faenan en los caladeros propios formados por arrecifes artificiales, predominando las capturas de pescados blancos como la urta, dorada, mero, cazón y bocinegro, además de la almadraba que se monta entre los meses de marzo a junio para la pesca del atún. Asimismo, existe en este puerto un pantalán deportivo, perteneciente al Club Náutico de Conil, con capacidad para 98 embarcaciones de recreo.

Compartir con: