publicidad


La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio ha sacado a licitación, a través de la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía, los contratos de mantenimiento necesarios para la explotación comercial del tranvía de la Bahía de Cádiz. Con estos siete contratos, que suman un presupuesto base de licitación de 13.305.440 euros y que se pretenden adjudicar antes de final de año, se dan pasos importantes de cara a la explotación comercial del tranvía de la Bahía de Cádiz, en la línea de compromiso y gestión asumida por el nuevo equipo de Gobierno de la Junta de Andalucía para desatascar un proyecto cuyas obras empezaron hace trece años.

Se ha retomado la fase de pruebas dinámicas del tranvía y se han avanzado las gestiones con Adif para culminar las obras en la parada de Río Arillo y las conexiones de vías, así como con Renfe Operadora para la formación del personal y la homologación del material rodante de cara a la puesta en servicio del tranvía.

Los trabajos en el apeadero de Río Arillo están prácticamente finalizados con la ejecución de los andenes, la colocación de la pasarela y la marquesina. En estos momentos se está ejecutando la plataforma de la vía del tranvía una vez restituida la afección de la tubería del Consorcio y se están instalando los ascensores. Además, se están programando, por parte de Adif, los trabajos de ejecución de las conexiones de la vía del tranvía con el ferrocarril.

Mantenimiento de la infraestructura

Con la licitación de los contratos de mantenimiento, cuyo importe total asciende a 11,7 millones de euros con una duración de tres años cada uno de ellos, se garantiza la puesta en servicio del tranvía de la Bahía de Cádiz, ya que son absolutamente necesarios para el funcionamiento comercial de los trenes. Los cinco contratos afectan al mantenimiento del sistema de energía y electrificación de las instalaciones de suministro eléctrico de la línea, los sistemas de seguridad, la señalización ferroviaria, el mantenimiento de la infraestructura y superestructura de vías, así como del sistema de billetaje.

El contrato para el mantenimiento de la infraestructura y superestructura de vías incluye también los terraplenes, drenajes, balasto, el pavimento dentro de la plataforma tranviaria y la vía, así como el mantenimiento de las paradas y los edificios de talleres y cocheras. Se trata del contrato mayor y sale a licitación pública por un importe base de casi 3,8 millones de euros.

Limpieza de la infraestructura y de trenes

Por su parte, los contratos de limpieza no técnica, tanto de la infraestructura como de los trenes, cuyo importe asciende a 1,6 millones de euros, tienen una duración de dos años. El primero de ellos de limpieza del material rodante del tranvía incluye la limpieza no técnica en el interior de los trenes que darán servicio en esta línea. El segundo contrato de limpieza de la infraestructura incluye la limpieza general no técnica, de oficinas y demás dependencias de talleres, cocheras y paradas.