El portavoz del PP en Diputación, José Loaiza, ha advertido de que la institución provincial “ha dejado colgado” el contrato de servicio de ayuda a domicilio para personas en situación de dependencia en municipios de menos de 20.000 habitantes, con un presupuesto de 19 millones de euros, tras prosperar los recursos a los pliegos presentados por dos empresas al Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de la propia Diputación.


Loaiza ha lamentado el fracaso de la licitación del servicio nueve meses después del inicio del proceso, en septiembre de 2017, por parte del Gobierno socialista y ha señalado, no obstante, que era de prever, dado que los pliegos sufrieron dos modificaciones, en noviembre del año pasado y enero de 2018, y el concurso fue suspendido al menos una vez por discrepancias con los licitadores.

El dirigente popular señala al diputado de Servicios Económicos, Jesús Solís, y a la diputada de Igualdad y Bienestar Social, Isabel Armario, como responsables de un fiasco que perjudica gravemente a los gaditanos en situación de dependencia y supone un perjuicio para la Hacienda pública, además de poner nuevamente en entredicho el crédito de la Diputación.

En este sentido, ha preguntado si iba dirigido a algún interés concreto, cuánto le está contando de más a Diputación el servicio y cuánto va a costarle a Diputación la renuncia a adjudicar el contrato, pese a lo avanzado del proceso: “¿Habrá que indemnizar a las empresas? Y si se las va a indemnizar, ¿cuánto va a costarle a los gaditanos?”, ha cuestionado.

Loaiza ha pedido a Solís y a Armario que asuman responsabilidades porque la provincia lleva cargando sus errores, su inexperiencia y su desprecio por el dinero público todo el mandato. Sobre el titular de Servicios Económicos, ha recordado que ha convertido la Hacienda provincial en un agujero negro, y, en cuanto a la diputada de Igualdad y Bienestar Social, ha remarcado que cerró la residencia de mayores de La Línea sin temblarle el pulso.

El portavoz del PP ha lamentado que Irene García sólo sume escándalos y fiascos al frente de la Diputación y ha atribuido a la presidenta socialista el liderazgo de un Gobierno que va de lío en lío.

Según información de Diputación, el servicio de ayuda a domicilio a personas en situación de dependencia cuenta con 1.500 usuarios en los municipios de menos de 20.000 habitantes, y 750 trabajadores, con una presencia de la mujer en plantillas del 95%.

Compartir con: