publicidad


El presidente del PP isleño, José Loaiza, ha mostrado su compromiso con los vecinos de la asociación La Alegría, para adoptar medidas que eviten los accidentes de tráfico en la avenida San Juan Bosco. Margarita Reyes y Carmen Suazo, presidenta y vicepresidenta de la entidad vecinal, explicaron a Loaiza que los pasos de cebra existentes no cumplen con su misión si no se acompañan de otras medidas que aumenten la visibilidad de estos.

En concreto, los pasos de peatones que se ubican frente a la piscina de La Magdalena y las instalaciones del IMPI son dos puntos negros del tráfico en la zona que, pese a contar con badenes para forzar a los conductores a aminorar la velocidad, ya se han cobrado numerosos atropellos. “Los pasos de peatones no se ven bien, necesitan o ser regulados por semáforos o incrementar las señales de alerta además de eliminar todos los elementos que actualmente perjudican a la visibilidad de los mismos”, señaló Loaiza.

Además, los vecinos mostraron al líder popular otras necesidades que tiene la barriada. Entre las demandas se encuentra algún tipo de equipamiento para los niños y los jóvenes. No tenemos ni un triste columpio, ni una portería de fútbol. Demandan del Ayuntamiento el mismo trato, en ese sentido, que se le da a otras zonas de La Isla.

De la misma forma reclamaron más limpieza y el arreglo del acerado que prácticamente en su totalidad presenta deficiencias, provocando no pocas caídas entre los peatones. “Hay que tomarse en serio el mantenimiento de la ciudad”, dijo Loaiza. “Estos vecinos tienen mi compromiso de que, desde el Ayuntamiento, haremos todo lo que esté en nuestra mano para corregir las deficiencias que tiene la barriada. Hay problemas que sólo requieren de voluntad política para solucionarse, y el actual gobierno ha demostrado que no lo tiene”, concluyó.