publicidad


José Loaiza (PP).

Redacción | SAN FERNANDO.- La guerrilla política sigue acaparando la actualidad informativa. En esta ocasión el presidente del PP en el Ayuntamiento isleño, José Loaiza, lanza un mensaje muy contundente, a la alcaldesa de la ciudad, Patricia Cavada, en el cual le pide que dirija la localidad “como alcaldesa de todos los isleños y no como una representante del PSOE”. 

Según argumenta el PP en un comunicado, Loaiza hace estas declaraciones tras conocerse que la socialista ha reclamado a la Junta de Andalucía el abandono de supuestas medidas hostiles que la administración autonómica tiene con la ciudad. Algo que no ha sentado nada bien a los populares, los cuales sacan pecho una vez más, para arremeter con quienes a su juicio, han mantenido a San Fernando «atado de pies y manos». Y con ello se refiere a los anteriores presidentes que ha tenido la Junta de Andalucía, desde Manuel Chaves hasta Susana Díaz. Pero aquí no termina la cosa, entre las críticas vertidas por el seno popular aparece el nombre de López Gil y la propia alcaldesa, que tal y como versa en el comunicado «tuvieron la oportunidad de apostar, desde su responsabilidad en el gobierno regional, por los intereses generales de la ciudad, y no lo hicieron”, afirma.

Es por ello que el presidente popular pide a Cavada “humildad y prudencia” en su quinto año de mandato.  “Humildad –especificó- para asumir los errores que durante todo este tiempo ha cometido al frente del Ayuntamiento. Sin excusas ni fantasmas, sin inventar enemigos para justificar la falta de gestión pública y, obviamente, sin enrarecer las relaciones institucionales”. Y prudencia “para evitar errores futuros, puesto que San Fernando se juega mucha financiación europea gracias a las políticas emprendidas por el ejecutivo de Juanma Moreno”.

De igual manera ha exigido a Cavada que abandone su actual política de embarrar la situación de San Fernando para ocultar “una realidad que constatamos día a día todos los isleños”.

Unas declaraciones que no han dejado indiferente a nadie. Ni gobierno, ni ciudadanía. Ambos no entienden como «una persona que tuvo la oportunidad durante cuatro años de haber mejorado la ciudad, no lo hizo». Es más, «no se comprende las críticas vertidas al actual equipo de gobierno, cuando en su día, él dio prioridad a la provincia y no a la ciudad, aceptando el cargo de presidente de la Diputación provincial de Cádiz».