El consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, ha asegurado que la Junta de Andalucía mantendrá ante el nuevo Gobierno estatal la misma reivindicación que venía sosteniendo hasta ahora para la eliminación del peaje de la autopista AP-4, entre Sevilla y Cádiz, pero ahora “con más fundamentos para la esperanza frente a la ambigüedad del anterior ejecutivo del PP sobre el futuro de esta autopista”, ha señalado.

El consejero ha asegurado en su intervención en el Parlamento andaluz que “la Junta va a pedir lo mismo al nuevo Gobierno respecto al final de este peaje que, a su juicio, el ministro Iñigo de la Serna nunca clarificó de manera deliberada”. En este sentido, ha afirmado que “siempre le pedí al ministro del PP que dijera con claridad que si el trayecto entre Sevilla y Cádiz después de finalizar de la concesión iba a ser exactamente igual al de Madrid-Sevilla, con un tránsito libre de peajes, cosa que nunca le escuché”.

El consejero ha recordado así que el ministro Iñigo de la Serna nunca dejó claro qué iba a pasar después del final de la concesión en 2019 de la Sevilla-Cádiz, argumentando que ya se analizaría qué gestión se abordaría para esta autopista e incluso proponiendo un pacto para definir el modelo de gestión de esta autopista y el resto en el conjunto del Estado.

Según Felipe López, “el actual ministro ha clarificado en una semana más que en 7 años el anterior ministro del PP que ha mantenido siempre una ambigüedad calculada que no dejaba claro si tras finalizar la concesión de esta autopista se mantendría su peaje y otro tipo de gravamen”.

“No estábamos ante en la confrontación y ni estamos ahora en la sumisión, sino que nos hemos llevado 7 años con fundamentos para el reproche ante la inacción del Gobierno del PP para acabar con este peaje y ahora tenemos fundamentos para la esperanza para conseguirlo” ha dicho el consejero, que se ha mostrado convencido de que el nuevo Gobierno será bastante más favorable para los intereses de Andalucía que anterior ejecutivo popular.

La Junta defiende el final del peaje en esta autopista porque se trata de una infraestructura más que amortizada, que no cuenta con una carretera de alta capacidad alternativa, y que es de una importancia capital para el desarrollo económico y el empleo la provincia de Cádiz, especialmente castigada por la crisis.

El Gobierno andaluz, no siendo de su competencia esta autopista que es de responsabilidad estatal, está aportando hasta 126 millones de euros desde 2005 y hasta 2019 para liberalizar una parte del peaje de esta vía, en concreto en el tramo entre Puerto Real y Jerez de la Frontera, con el objetivo de aliviar la carga económica que tienen que soportar sus usuarios.

Compartir con: