Redacción | San Fernando.-  La concejala de Inclusión y Políticas Sociales, Ana Lorenzo, ha insistido este lunes, en relación a las reivindicaciones que el colectivo de trabajadoras de la limpieza de los colegios públicos están manifestando mediante movilizaciones, que el Ayuntamiento “debe someterse a la legalidad del contrato en vigor” existente con la empresa Expertus -adjudicataria del servicio- que contempla en sus cláusulas el cumplimiento de una serie de horas de servicio por parte de la adjudicataria.

En este sentido, recuerda Lorenzo que estas condiciones ya venían recogidas en el pliego de adjudicación del servicio, cuya licitación se produjo en mayo de 2015, “por lo que la solución debe venir mediante acuerdo entre las propias trabajadoras y el empleador, en este caso la empresa Expertus. De no hacerlo así estaríamos cometiendo una ilegalidad”, incide Lorenzo.


“Desde el equipo de gobierno entendemos perfectamente las reivindicaciones de las trabajadoras, que llevan años solicitándolas, a favor de sus mejoras, pero tenemos las manos atadas por este contrato”, asegura.

En este sentido, explica Ana Lorenzo que en otros ayuntamientos “las ventajas laborales han sido asumidas por el empleador, así que llegado el caso, éstas se podrían incorporar a la próxima plica de este servicio”;  detallando, a modo de ejemplo, como se incorporó a la plica actual las demandas de las trabajadoras de no trabajar los días 24 y 31 de diciembre y 5 de enero “y la empresa lo asumió”.

De este modo, Ana Lorenzo reitera que dentro de las posibilidades existentes en función del contrato vigente, y en el seno de las reuniones mantenidas para solucionar el conflicto, se formuló una propuesta con la reordenación de las horas, “de forma que en el mes de agosto saldrían de trabajar una hora antes y estas horas se compensarían con 12 minutos más de trabajo entres los meses de septiembre a diciembre y, a partir del 1 de enero, serían tan sólo 5 minutos más al día eligiendo al inicio o al final de la jornada laboral”, una propuesta a la que el Ayuntamiento “no planteó objeción alguna”.

“De esta forma se garantiza el cumplimiento de las horas de trabajo que refleja las condiciones firmadas por la concesionaria, y el personal de limpieza vería cumplidas sus reivindicaciones”, asegura Lorenzo, quién ha mantenido varias reuniones con las trabajadoras y la empresa “para buscar opciones de reordenación de horarios y que la empresa atienda las reivindicaciones de sus empleadas al igual que se ha hecho en otros ayuntamientos, donde los contratos no permiten modificación de horarios”.

Finalmente, manifiesta de nuevo su “absoluta disposición” a trabajar conjuntamente con todas las partes implicadas en esta situación, mediando ante la concesionaria del servicio y los sindicatos.

Compartir con: