publicidad


La medida forma parte de una batería de propuestas trasladadas hoy por los primeros ediles en el Foro de Alcaldías reunido hoy por la presidenta de la Diputación

Los alcaldes de Izquierda Unida de municipios de menos de 20.000 habitantes han trasladado hoy a la Diputación de Cádiz una batería de medidas de ayuda económica a los ayuntamientos para intentar paliar la difícil situación que atraviesan los municipios por la crisis del coronavirus. Según ha explicado el coordinador provincial de IU y alcalde de Medina Sidonia, Fernando Macías, “hemos aprovechado el encuentro con la presidenta de la Diputación, Irene García, en el Foro de Alcaldías celebrado hoy para hacerle una propuesta de medidas consensuadas entre todos los alcaldes de IU de esta provincia, que entendemos que podrían dar un respiro económico a los pueblos, ayudándonos a pasar esta difícil situación con más recursos para atender a  nuestros vecinos”.

Así, como principal medida, los alcaldes de Puerto Serrano (Daniel Pérez), Alcalá del Valle (Rafael Aguilera), Espera (Pedro Romero), Bornos (Hugo Palomares), Trebujena (Jorge Rodríguez), Jimena (Francisco Gómez), San Martín del Tesorillo (Jesús Fernández) y la propia Medina Sidonia, han pedido a la Diputación de Cádiz que suscriba un crédito con una entidad bancaria para realizar préstamos a los ayuntamientos, de manera que éstos se verían beneficiados, porque “dependiendo del periodo del crédito que solicite Diputación –explica Macías-, podríamos devolver cómodamente a través de nuestros ingresos mensuales y sin intereses, la cuantía que a cada uno de los ayuntamientos nos correspondiese y que podría ser empleado en los asuntos prioritarios para cada municipio”. 

Acompañando a esta propuesta de gran calado, IU ha solicitado en el Foro de Alcaldías que se pague a los ayuntamientos el dinero que les adeuda la Diputación por el Plan de Cooperación Local (PCL) anteriores a 2020, así como la parte que les corresponde por materiales del PER (Plan de Empleo Rural), además de las partidas de los convenios firmados con el Área de Bienestar Social, tales como el Plan Concertado, el Plan de Pobreza Energética, los de Eficiencia Energética, Ludoteca o Mayores Activos, entre otros.

Por otro lado, proponen los alcaldes “que los gastos previstos por la Diputación de Cádiz para actuaciones como el fomento de fiestas o similares, vengan a los ayuntamientos en forma de liquidez, puesto que se trata de partidas ya contempladas y presupuestadas a las que se les podría dar utilidad en el combate contra los efectos del Covid-19”.

Como cuarto apartado, los primeros ediles de IU se han mostrado de acuerdo en el “mantenimiento o ampliación económica del Plan de Cooperación Local”, así como de los planes provinciales, solicitando igualmente, que se adelanten los planes atrasados.

Finalmente, cierra este paquete de propuestas de IU la petición de un Plan Extraordinario de Empleo, con la implicación de Junta de Andalucía y Gobierno central, que dé cabida a otros sectores profesionales, cualificados, con formación profesional y/o universitaria, con especial atención a gente joven.

Considera Macías que “no pedimos nada descabellado ni fuera del alcance de las posibilidades de esta institución, únicamente pretendemos que se use todo el potencial económico del que dispone para ayudar de la mejor manera posible a los ayuntamientos, que lamentablemente vivimos en primera línea de combate la lucha contra el coronavirus”.