Los andalucistas aseguran que ha quedado demostrado que el señor Charques ni conoce ni respeta la identidad puertorrealeña. La intención del equipo de Gobierno desde el principio ha sido eliminar el día de la patrona como festivo local, escudándose en la celebración del carnaval y en los beneficios comerciales que ello pudiera tener, siempre desde un punto de vista personal y sesgado, pues ha quedado demostrado que no ha sido compartido ni por los ciudadanos ni por los comerciantes.

En primer lugar los andalucistas no entienden que se pretenda enfrentar dos citas importantes del calendario local como son la festividad de la patrona y el carnaval en lugar de pensar alternativas y acciones que conlleven la potenciación de ambas. “Queda demostrado que el modo de hacer política de Equo es la de enfrentar y dividir, lo que por desgracia no nos sorprende teniendo en cuenta la gestión discriminatoria y limitadora de la realidad de la ciudad que vienen realizando desde que llegaron”, comenta Alfredo Fernández, portavoz andalucista.

Los andalucistas explican que el equipo de Gobierno de Podemos y Equo al darse cuenta del rechazo de la oposición a sus pretensiones se vieron obligados a inventar una consulta popular sobre la marcha en el despacho del señor alcalde y un minuto antes de empezar la sesión plenaria de la corporación municipal.

Además, el grupo andalucista denuncia el engañó que sufrió la oposición en las comisiones informativas, ya que se aseguró que se aceptarían enmiendas, y a la postre no fue así, pues este grupo presentó una solicitando que se mantuviera el festivo local tradicional.

“Solo utilizan las consultas para sus propios intereses, creando debates donde no los hay. Llama la atención que para la decisión de eliminar las damas de la feria no hubo consulta solo un “ordeno y mando”, al más puro estilo de gobiernos autoritarios”, recuerda Alfredo Fernández.

Los andalucistas consideran que la consulta popular era para el equipo de Gobierno su última esperanza pero la ciudadanía habló y por aplastante mayoría decidió lo contrario a ellos, demostrando que valoran y desean mantener sus tradiciones que son las que crean la identidad de un pueblo.

Como el resultado no ha sido de su agrado el concejal de Fiestas y su grupo no han apoyado en pleno la decisión ciudadana y no han votado a favor del resultado de la consulta, demostrando de esta forma su respeto por la participación y la voluntad popular.

Compartir con: