El delegado municipal de Medio Ambiente y Playas, Joaquín Páez, y representantes de los chiringuitos y de la asociación de empresarios de la costa de Cádiz han presentado la campaña de ahorro de agua en establecimientos, un acto que se ha desarrollado en el Chiringuito Atenas. Así pues, se ha presentado un dispensador para lavarse las manos sin necesidad de usar el agua y que supone un ahorro de entre 25 y 30 metros cúbicos de agua al día (unos 30.000 litros de agua), sólo con el uso que hacen de ellos en estos momentos los chiringuitos de la costa chiclanera.

Durante el acto, el edil ha señalado que “en el Ayuntamiento de Chiclana estamos empeñados en mantener una línea que preserve y ponga en valor el medio ambiente y esta iniciativa creemos que es vital para ello”. “Somos conscientes de que el agua como recurso hay que cuidarla, no le damos la importancia que tiene y creemos que es fundamental cualquier iniciativa que conlleve la sensibilización de la población en el ahorro de agua, así como intentar que ese ahorro sea efectivo, porque es la mejor forma de preservar el agua”.

Es por ello por lo que se ha presentado un producto que está empezando a implantarse en algunos establecimientos de la playa y que se hará extensivo al resto en la costa y a los ubicados en el casco urbano. “Se trata de un producto que nos permite lavarnos las manos sin usar el agua, sin que queden olores y que nos deja las manos en perfectas condiciones de higiene”, ha señalado el delegado, destacado que “es un producto novedoso y nos consta la ilusión que desde el sector de los empresarios de chiringuitos tienen”.

Además, ha explicado que se trata de un dispensador que está en todos los chiringuitos de la playa de La Barrosa y “creemos que es un punto más en cuanto a la calidad que estos chiringuitos presentan. Nuestro empeño es que la playa tenga todas las condiciones de calidad para cumplir con el alto nivel de exigencia de los clientes”.

Por su parte, el responsable del chiringuito Mojama Beach, Juan Manuel Vázquez, ha explicado que este producto se está implantado ya en toda la costa chiclanera “y se acabará implantando en toda la costa de Cádiz. Además, pretendemos que se vaya extendiendo por toda la costa española”. “Gracias a una empresa de Barcelona hemos conseguido tener un tipo de dispensadores de higiene con el que no es necesario usar el agua”, ha señalado, especificando que puede encontrarse algo parecido en hospitales y aeropuertos.

“Para nuestros establecimientos hemos conseguido un producto que sea muy aséptico y que no tenga olor, con la idea de que ningún olor pueda pasar a los alimentos”, ha destacado, explicando que “estos dispensadores producen una espuma que deja las manos limpias y sin usar nada de agua”.

Vázquez también ha incidido en que con estos dispensadores, “diariamente en la costa de Chiclana podemos ahorrar entre 25 y 30 metros cúbicos de agua, lo que supone unos 30.000 litros de agua al día, y de momento sólo están instalados en los chiringuitos de la costa. Cuando esto se extienda, todos estaremos siendo más higiénicos y seremos más ecológicos, porque necesitamos ahorrar agua”.

Compartir con: