Redacción | Cádiz.- El portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Cádiz, Ignacio Romaní, ha realizado una valoración de los resultados que se han dado en la ciudad de Cádiz en la jornada de ayer, en la que el Partido Popular volvió a ser el más votado. Romaní comenzó este análisis agradeciendo “a todos los gaditanos que han votado por su responsabilidad con la democracia y con el futuro del país. Estamos muy contentos con el apoyo que nos han vuelto a dar en la ciudad. Han sido casi 23 mil votos a la candidatura de Teófila Martínez para la provincia. Y esto es un gran estímulo para todos los que trabajamos para esta cuidad desde hace muchos años”.

El concejal popular también destacó “la pérdida de más de cuatro mil votos que ha sufrido la coalición del gobierno municipal en la ciudad en menos de seis meses, lo que es señal evidente de que los gaditanos ya se han dado cuenta de la campaña de mentiras que hizo Podemos en la ciudad para llegar al poder”. Romaní indicó que en la jornada de ayer ha quedado claro que “los gaditanos ya han castigado el año del desengaño. Quizás en los seis primeros meses aún había votantes de Podemos o Ganar Cádiz que daban un margen temporal, pero al cumplirse este año creo que han visto claro que ninguno de esos dos partidos va a cumplir con lo que prometieron en la campaña de las municipales”.


Ni emergencia social ni proyectos ni futuro

La acusada bajada del apoyo a los partidos que gobiernan la ciudad se debe principalmente, a criterio del portavoz popular, a que “los gaditanos no quieren más gestos, ni más banderas ni más símbolos que no resuelven los problemas. Los gaditanos quieren gestión, proyectos de futuro, que se atienda a los más desfavorecidos y sobre todo que se dejen ya de sectarismo. El mensaje que mandan los gaditanos es que dejen los gestos y se pongan a trabajar. Nos preocupa la situación de la ciudad y el PSOE es corresponsable de la misma”.

Según Romaní, desde que Podemos y Ganar Cádiz llegaron a San Juan de Dios, “lo que se vendía como la sonrisa, la alegría y la primavera se han transformado en la caza de brujas, el apartar a entidades no afines, y darle cursos y prebendas a los afines y asesores. En Cádiz no se puede gobernar para la camarilla del alcalde y su asesor. En Cádiz se gobierna para todos los gaditanos, los que te votan y los que no. Alguno de los muchos asesores que tiene González Santos debería intentar explicarle por qué Teófila encadenó cinco mayorías absolutas y por qué ganó las últimas elecciones municipales. Evidentemente no todos eran votantes del PP, pero gobernábamos para todos, con proyectos que ilusionaban, con respeto a todos los colectivos y a todos los gaditanos. Y una cosa que no perdonan los gaditanos es el sectarismo, el odio y el rencor”.

El miedo y los matones

El portavoz popular concluyó indicando que “es sorprendente que en la misma noche electoral se lanzara consignas sobre el supuesto mensaje del miedo a una victoria de Unidos Podemos para justificar la derrota. El miedo lo siembran los que tienen por único lema el hay que echarles. En las municipales solo tenían ese objetivo, ese lema de campaña y esa consigna: hay que echar a Teófila, y ayer también pudimos ver como algunos destacados gurús de Podemos en la ciudad, que más bien actúan como matones dictando sentencias sobre culpables y no culpables en las plazas públicas, alzaban de nuevo la bandera del vamos a echarlos, no de vamos a ganarles en las urnas, sino vamos a echarlos. ¿Adonde nos quieren echar? ¿Qué quieren hacer con nosotros? ¿Nos quieren exterminar o qué? ¿Todavía no se han dado cuenta que hay 23 mil gaditanos que votan al PP en Cádiz capital, que hay 8 mil que votan a Ciudadanos y 14 mil que votan al PSOE? ¿Nos van echar a todos, o solo a los 22 mil del PP? Que se dejen ya de sectarismo, de odio, de rencor, que en Cádiz nunca se admitió esa manera de dividir a los gaditanos. A ver si se dan cuenta ya de una vez”.

Compartir con: