La inminente llegada de la Semana Santa llevará consigo que casi la totalidad de los hoteles y aparthoteles de cuatro y cinco estrellas de Chiclana estén funcionando al cien por cien a partir del próximo fin de semana, de cara a una temporada turística que está prevista se prolongue, al menos, hasta el próximo mes de noviembre. En este sentido, este viernes 23 de marzo abrirán sus puertas más de la mitad de los establecimientos hoteleros de cuatro y cinco estrellas de la localidad, es decir, los hoteles Royal Hideaway (que ya abrió unos días a principios de mes para un grupo concertado), Riu Chiclana (que este invierno ha sido objeto de una importante remodelación, con una inversión de unos 25 millones de euros), Iberostar Andalucía Playa, Hipotels Barrosa Park, el Valentín Sancti Petri, así como los aparthoteles Las Dunas.


Estos establecimientos se suman a otros como el Iberostar Royal Andalus y al Hipotels Barrosa Palce, que han permanecido abiertos durante todo el invierno; así como el Ilunion Tartessus Sancti Petri y el Sensimar Playa La Barrosa, que abrieron sus puertas el pasado 9 de febrero; el Meliá Sancti Petri y el Vincci Costa Golf, que iniciaron su actividad el día 1 de marzo; el Aldiana Andalusien, que ya acoge a visitantes desde el pasado lunes 12; o el aparthotel Novo Resort, abierto desde hoy. De esta forma, el único hotel de cuatro estrellas que no abrirá sus puertas hasta el mes de abril será el Barrosa Garden.

Esto supone que, en comparación con el pasado año 2017, los establecimientos hoteleros de la localidad adelantan su temporada turística en, al menos, 15 días, ya que en aquella ocasión la Semana Santa se celebró en la segunda semana del mes de abril. “Es muy importante que, al trabajo que está llevando a cabo el Ayuntamiento de Chiclana para tratar de alargar la temporada turística en nuestro municipio, con la instalación de servicios e infraestructuras de playas durante más tiempo y eventos y actividades en los meses de invierno, se sumen los grandes hoteles situados en la costa, para así atraer a los turistas, fundamentalmente de otros países europeos, aunque también españoles que prefieren la tranquilidad y otros incentivos al margen de sol y playa”, indica la delegada municipal de Turismo, Ana González.

“Resaltar la apuesta de los hoteles chiclaneros por mejorar su oferta, tal y como hemos visto en estas últimas semanas con actuaciones de reforma en distintos establecimientos, entre ellos, el hotel Riu Chiclana, que ha invertido unos 25 millones de euros en mejoras de las instalaciones y renovación del mobiliario”, expresa la responsable del área, quien resalta que “hemos podido comprobar cómo los visitantes califican la playa de La Barrosa como una de las mejores de España, mientras que la rentabilidad por el ingreso medio por habitación de los hoteles chiclaneros alcanzó el primer puesto a nivel peninsular durante el pasado año. Estos datos nos permiten afrontar esta nueva temporada estival con gran optimismo, esperando que se superen los históricos datos de 2017”.

“No obstante, desde el Ayuntamiento seguiremos trabajando para que los hoteles de Chiclana puedan permanecer abiertos durante la mayor parte del año”, incide González, quien recuerda que “durante los meses de enero y febrero Chiclana ha vuelto a convertirse en referente del turismo deportivo, con la presencia de varios equipos de fútbol profesionales de países como Bélgica, Alemania, Suiza o China, así como atletas de alto nivel del centro y norte de Europa. Todo ello, sin olvidar nuestra apuesta por otros aspectos como el turismo de naturaleza, la cultura, la gastronomía, etcétera…”. “Además, no podemos olvidar que la ampliación de la temporada estival lleva consigo contratos de trabajos más largos y, por tanto, la creación de empleo en el sector durante gran parte del año, puesto que debemos tener en cuenta que el turismo es actualmente el principal motor económico de Chiclana”, recalca.

Compartir con: