lanzaderaLa Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, a través de la Fundación Andalucía Emprende (a la que pertenecen los CADE) y del Servicio Andaluz de Empleo (SAE), dio inicio el pasado mes de marzo al programa ‘Lanzaderas de Empleo’ en San Fernando. Se trata de un proyecto de innovación social ante el desempleo que persigue la inserción laboral de las 20 personas desempleadas que la componen (procedentes, sobre todo de la Bahía de Cádiz) por medio de un enfoque proactivo. Este grupo de personas -paradas registradas- tienen una edad comprendida entre los 18 y los 55 años. Su objetivo es reforzar las habilidades para la búsqueda activa de empleo, hasta el próximo 31 de julio, fecha en la que finalizará este proyecto. Para ello, la lanzadera funciona de manera similar a una cooperativa de trabajo apoyándose en el trabajo en equipo.

En este marco, durante las últimas semanas los componentes de la Lanzadera de San Fernando han cursado, entre otras, tres iniciativas que, a su vez, se han apoyado en la colaboración de otras personas o colectivos sociales. Sin ir más lejos, ayer, jueves, tuvo lugar en Cádiz un ‘networking’ (encuentro que se organiza con la finalidad de crear redes de contactos que puedan repercutir positivamente a nivel profesional) gastronómico organizado en Autoservicios Tinoco (C/Marianista Cubillo de Cádiz capital). En dicha acción participaron, junto con los integrantes de la Lanzadera de San Fernando, algunos empresarios de la zona como el citado Autoservicio, Bodegas Primitivo Collantes, Cerveza La Piñonera, Embutidos Gazules o Autoescuela Asdrúbal.

El acto se inició con una breve presentación de cada uno de los integrantes de la Lanzadera y después los ponentes tomaron la palabra. Juan Calero, de Embutidos Gazules, recordó que ya tenía en mente montar su empresa desde que estaba estudiando Empresariales y animó a los presentes a ser valientes: «Hay que tener ganas de trabajar e ir de frente con todo el mundo. Hay que intentarlo. Lo mejor es que hablen bien de uno y para eso hay que tratar bien a la gente». Primitivo Collantes, de las bodegas del mismo nombre, ensalzó en relación a los integrantes de la Lanzadera que «se ve una intención de mejorar y eso es admirable. Esto es muy duro, pero merece la pena el esfuerzo y el sacrificio «. Patricia Aparicio, creadora de la cerveza La Piñonera de Puerto Real, contó cómo se lanzó en busca de su sueño de la mano del CADE. «Vimos que era un proyecto real. Hacíamos cerveza artesana en casa y vimos que era posible, pero apostando por la calidad. Debéis tener claro que si alguien puede, tú también puedes. Se necesita tesón y yo me paso 18 horas en la fábrica un domingo, pero es mi empresa».

Fueron muchas las preguntas formuladas por los participantes en este programa, que querían saber los detalles del funcionamiento interno de las empresas. Sergio Pinzón, de la Autoescuela Asdrúbal, reconoció que hace un par de años se encontraba desempleado y que ahora todo ha cambiado gracias a su apuesta: «Estaba desanimado, había estado dedicándome a la venta después de ser despedido y no me veía de autónomo, pero ahora sé que es lo mejor que he hecho en mi vida «. Por su parte, Michael Pérez llegó a Cádiz desde Francia con una beca Erasmus y se ha quedado en la Tacita, donde ha montado una academia de francés llamada La Casa del Francés. «Todo empieza con una idea. Vi que no había academias específicas de francés y me animé. Si crees en algo, debes ir sin miedo», subraya.

Fueron casi dos horas de actividad en las que, de manera bidireccional, los ponentes y los componentes de la Lanzadera intercambiaron información en una jornada muy provechosa. Ya está en marcha un plan estratégico para hacerse visible ante las empresas de la provincia de Cádiz y son muchos los talleres que vienen realizando para lograr la inserción laboral sacando el máximo provecho del potencial de todos sus componentes.