Redacción | Cádiz .- Un grupo de menores usuarios del Programa de Zonas con Necesidad de Transformación Social, se han acercado a la cultura a través de una visita a la Casa de Iberoamérica donde realizaron pinturas y bocetos en salas con exposiciones expuestas. Se trata de una iniciativa del propio equipo técnico inspirada en experiencias que se llevan a cabo en museos de europeos como La Nacional Gallery de Londres y el Riksmuseum de Ámsterdam, entre otros.

Desde este equipo técnico consideran que “es necesario propiciar el encuentro personal, la colisión con el arte, el descubrimiento de la fantasía, la interpretación de la realidad y el placer para los sentidos que supone recibir el mensaje que nos regala cada obra en cualquiera de sus diferentes medios de expresión”.  Con estas ideas como telón de fondo, se trabaja en este programa que, desde hace 18 años, atiende a menores de entornos de exclusión social.


De este modo, aprovecharon las más que atractivas instalaciones de la Casa de Iberoamérica y las exposiciones que en estos momentos alberga (Colección José Félix LLopis. Horizontes del Arte. Sueños de Ultramar y la exposición de Cornelis Zitman), para realizar un ciclo de visitas con diferentes grupos de menores participantes en el programa, las cuales finalizaron ayer miércoles 9 de marzo.

Han sido un total aproximado de 90 menores los que han tenido la ocasión de conocer el centro, visualizar y tocar (en caso de las esculturas) las obras de arte y como colofón a la visita, realizar bien una pintura o una escultura con sus propias manos y en las propias salas de exposición. Una experiencia que no ha dejado indiferente a ninguno de los participantes y que ha resultado altamente gratificante tanto para el personal del centro, por la promoción que del mismo supone, como para las responsables de la actividad, dejando la puerta abierta a seguir programando actividades de naturaleza parecida.

 

Compartir con: