Redacción | Cádiz.- Los trabajos de exhumación en el cementerio de San José han localizado al que podría ser Francisco Díaz Zambruno, una de las 15 víctimas de la Guerra Civil y la represión franquista que se encuentran enterradas en el camposanto gaditano. Así lo ha adelantado en la tarde de hoy, el arqueólogo Jesús Román, un profesional con dilatada experiencia en el campo memorialista que está actuando de forma directa en estos trabajo durante la mesa redonda celebrada dentro de las Jornadas por la Memoria que ha organizado el Ayuntamiento de Cádiz, a través de la delegación de Memoria Democrática.

Además de Jesús Román, en esta mesa redonda han participado el arqueólogo municipal José María Gener, el historiador José Luis Gutiérrez de Molina y José María Arauz miembro de la plataforma por la Memoria y familiar de unos de las personas asesinadas y enterradas en el cementerio.


Jesús Román ha señalado que después de casi tres meses de que empezara la actuación en el cementerio de San José, han localizado unos restos que se corresponden con los datos del libro de registro así como con la documentación aportada por el equipo de historiadores. En este sentido, ha añadido que se han encontrado símbolos de violencia  como la aparición de tres tiros que hacen pensar que se trata de una víctima del franquismo.

Francisco Díaz Zambruno (Cádiz, 1903) trabajaba en el astillero y estaba afiliado a la UGT y al PCE. Ingresó, entregado por la Guardia Civil, el 4 de marzo de 1937 en el Depósito Municipal. Lo habían detenido escondido en una casa de la calle doctor Dacarrete nº 6 donde vivía una tía suya. Fue acusado de extremista por tener ideas comunistas, llevar a la cárcel el dinero del Socorro Rojo Internacional a los presos, ser corresponsal de Mundo Obrero, ser amigo del dirigente comunista Francisco Rendón y participar el 18 de julio de 1936 en la resistencia. Acudió a la Casa del Pueblo de la calle Arbolí en donde estuvo hasta las 10 de la noche.

Fue incluido en el PSU 138/37 junto a Beardo Delgado y como él condenado a muerte y ejecutado el 25 de junio de 1937.

Los trabajos de exhumación se iniciaron el pasado 18 de enero tras el acuerdo alcanzado entre el Ayuntamiento de Cádiz y la Dirección General de Memoria Democrática de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. Esta intervención permitirá la recuperación al menos de 16 víctimas de la guerra civil y la represión franquista gracias a unos trabajos que serán coordinados por el antropólogo forense Juan Manuel Guijo y por el arqueólogo Jesús Román. El equipo lo completa el antropólogo Juan Manuel Mauri.

Estos trabajos comenzaron después de un largo trabajo realizado tanto por la Plataforma por la Memoria Histórica como por historiados como José Luis Gutiérrez Molina que han realizado un trabajo de documentación previo a lo que hay que sumar los archivos de Cemabasa y del propio cementerio que conservan el listado de las personas enterradas allí.

Compartir con: