publicidad


Araceli Maese.

Maese ha dejado claro “cuando se aprobó la Renta Mínima había una estimación de favorecer a 4.200 familias gaditanas, un año y medio después de que PP y Cs, con el apoyo de Vox tomaran el Gobierno no la reciben ni la mitad de esos hogares y, además, pretenden suspender su tramitación”

La secretaria de Organización del PSOE de Cádiz y parlamentaria andaluza, Araceli Maese, ha puesto de manifiesto “el enfado que provoca a los socialistas que la Junta de las tres derechas se haya propuesto suspender, de manera soterrada,  la tramitación de la Renta Mínima Social de Andalucía (REMISA) aprovechando la llegada del Ingreso Mínimo Vital (IMV) del Gobierno de España”. En este mismo sentido, ha afirmado que “Moreno Bonilla supera cada día su cinismo e insensibilidad política, pues es indecente que la Junta quiera utilizar el IMV del Gobierno para dar legitimidad a la paralización que afecta la REMISA desde hace un año y prolongar, con impunidad, su paralización sine die”.

Por todo ello, “ante la denuncia pública que hemos realizado los socialistas, el nuevo argumento de la derecha es que ambas prestaciones son incompatibles y, en vez de rectificar, se afanan en buscar argumentos jurídicos inexistentes para crear confusión con el objetivo de suspender nuevos derechos en la REMISA y ahorrar así crédito a la par que no reconocen ningún nuevo derecho”, ha expuesto Maese. Pero, ha añadido, “debemos saber que el Real Decreto Ley que regula el IMV es compatible con el resto de rentas mínimas autonómicas y no computa la percepción de éstas para determinar el derecho a la prestación”. Por lo tanto, “cualquier andaluz puede pedir el IMV aunque esté percibiendo o haya solicitado la REMISA”, ha aseverado.

Asimismo, Maese ha recordado que “cuando se aprobó la REMISA había una estimación de favorecer a 4.200 familias gaditanas, un año y medio después de que PP y Cs, con el apoyo de Vox tomaran posesión del Gobierno andaluz no la reciben ni la mitad de esos hogares y, además, pretenden suspender su tramitación”. Razones de más para exigir a Moreno Bonilla “que olviden su cruzada contra las políticas sociales y que reactiven el procedimiento para agilizar, lo máximo posible, la concesión de estas ayudas”. La parlamentaria ha dicho que “el retraso acumulado es fruto de la ineptitud del Gobierno andaluz, con miles de familias esperando su resolución desde julio del año pasado, miles de familias con una situación delicada que aún no han recibido la ayuda”. “La REMISA es un derecho de la ciudadanía andaluza recogido en el Estatuto de Autonomía, por lo que su cumplimiento es obligado”.

Pero, por si no fuera poco, Maese ha lamentado que “la Junta haya enviado una carta a los alcaldes y alcaldesas advirtiendo que desde el próximo lunes se paralice la tramitación de la REMISA, junto desde el momento en que se inicie la del IMV”. Ha dicho que  “esto es algo que no se puede hacer, que probablemente sea ilegal y que la Junta debe rectificar cuanto antes”. Pues, ha sentenciado “ya está bien de recortes a las políticas sociales y también de ningunear el trabajo de la Administración Local queriendo dejar que sean los Ayuntamientos los que hagan el trabajo sucio ante la ciudadanía”.

En definitiva, “la REMISA y el IMV no son incompatibles, otra cosa es que al calcular la REMISA se tengan en cuenta las cuantías percibidas del IMV y pueda ser denegada por superar los ingresos”, ha explicado Maese. En algunos supuestos la REMISA contempla supuestos no cubiertos por el IMV “especialmente con los menores de 23 años”, ha dicho. Por tanto “no se puede dejar en suspenso sin procedimiento administrativo alguno la REMISA, ni negar a ningún andaluz que la solicite, y menos obligar a suspender su tramitación a ningún Ayuntamiento y tampoco anunciar que las Delegaciones provinciales no la tramitarán”. Ha concluido diciendo que “es un procedimiento en vigor, y ningún cargo político puede dar esta instrucción puesto que sería constitutiva de delito, ya que no está basado en norma alguna”.