La teniente de alcalde de Mantenimiento Urbano, Carmen Ojeda, ha aceptado la propuesta planteada por La Gaviota para proceder a una modificación lingüística y más inclusiva de algunas de las placas informativas relacionadas con la discapacidad, rotulando a partir de ahora algunos espacios de la ciudad como destinados a Personas con Movilidad Reducida en lugar de para “discapacitados”.

El objetivo de este cambio, que inicialmente incidirá en zonas de aparcamiento, “no es meramente simbólico, sino que pretende que El Puerto de Santa María, al igual que hacen algunas grandes ciudades, modernice tanto su lenguaje como la actitud de sensibilizar a la población en el respeto hacia estas personas con movilidad reducida”, según ha señalado la propia delegada.

La propuesta se planteó en la última reunión celebrada entre esta área municipal con representantes de La Gaviota, en la que además acordaron modificar el sistema de reuniones que realizan cada quince días para, a instancias del Ayuntamiento, celebrarlas directamente en las zonas donde la asociación quiere que se actúe por parte municipal.

Hasta ahora, las reuniones se han estado celebrando en un despacho, donde desde La Gaviota se presentaban sus propuestas de actuaciones o aquellos asuntos que consideraban que estaban mal y que podrían cambiar. Por eso, a partir de ahora, y con el objeto de ganar en eficacia, se acudirá directamente a aquellas zonas donde se propone actuar para ver la efectividad de las actuaciones previstas.

En el último encuentro se analizaron diversas cuestiones relacionadas con el entorno de la calle Manuel Álvarez o el estacionamiento de la Plaza de Toros; donde La Gaviota plantea mejoras en el uso de dicho aparcamiento.

Compartir con: