Redacción | Cádiz.- La concejala de Juventud, María Romay, ha lamentado hoy que la Junta de Andalucía haya “dado por perdido el proyecto del albergue juvenil”, un proyecto que al igual que otros muchos de la ciudad acumula varios años de espera. María Romay ha afirmado que “estamos esperando a ver a quién le echan la culpa ahora de su falta de gestión, como ya han hecho con otros proyectos”.

Romay ha lamentado que “nos hayamos tenido que enterar a través de los medios de la renuncia de la Junta de Andalucía a construir el albergue juvenil, un proyecto que lleva esperando quince años a convertirse una realidad”. La concejala de Juventud ha recordado que “el albergue ha sido un ejemplo de las idas y venidas de las relaciones del anterior Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Cádiz con la Junta de Andalucía cuyo proyecto ha sido presentado al menos dos veces, ha tenido dos nombres distintos y ha tenido varias fechas de inicio, puesto que se esperaba que estuviera concluido en 2012, luego en 2013 y ahora directamente dicen que no hay fecha”. Aunque al menos “esta vez reconocen que no disponen del dinero para ejecutar el proyecto. Ni está, ni se espera” ha añadido.


María Romay ha asegurado que “esta es una gota más en el vaso lleno de los proyectos que aguardan a ser ejecutados, proyectos como la Ciudad de la Justicia, el nuevo hospital o la continuación del programa de rehabilitación de viviendas en el casco histórico. Durante años, han estado tirando el balón hacia delante hasta que no han tenido más remedio que reconocerlo cuando se han visto entre la espada y la pared”.

A juicio de Romay, “esto es una muestra más de la mala gestión que hacen y de la que tanto presumen. Es muestra de sus prioridades políticas donde poco hay en materia de vivienda, por ejemplo.  De aquellos que  nos dan lecciones cuando le deben ocho nóminas a los trabajadores de la escuela de hostelería,  y proponen soluciones temporales para la Casa Pinillos, eso sí, cuando a ellos le convienen sin importar si es lo más adecuado para la ciudad de Cádiz”.

En este sentido, la concejala de Juventud ha lamentado que “hayan tirado la toalla” con un proyecto que según “anunciaron tendría capacidad para 250 plazas y crearía unos 20 puestos de trabajo”.

Por último, María Romay ha criticado las excusas dadas puesto que “aseguran que no pueden hacerlo porque existen otros establecimientos similares en la ciudad pero de lo que  no se dan cuenta es de que existen porque así la demanda lo requiere. En estos diez años que han pasado desde que hablaron de ubicar el albergue en puntales, han sido otros los que han visto la oportunidad de emprender un negocio próspero”.  Es por este motivo por el que “esperamos que sean capaces de retomar el proyecto y de sentarse a hablar con nosotros para encontrar entre todos una solución que evite que el albergue pase al cajón de los proyectos olvidados”.

Compartir con: