Redacción | Chiclana.- El exalcalde y diputado provincial del Partido Popular, Ernesto Marín, ha ofrecido hoy una rueda de prensa en la que ha abordado “el abandono del desarrollo turístico de Sancti Petri”.

Para el exregidor chiclanero, “cada vez está más claro que el alcalde, José María Román (PSOE), jamás va a tomar una decisión que moleste a dos o más personas. Una política de no molestar a nadie, con la que actúa contra el interés general de Chiclana en Sancti Petri”.

Dicha práctica política, según apunta, “es lo que ha pasado a nivel general, es lo que ha ocurrido a nivel urbanístico con el PSOE y lo que está pasando con la que iba a ser la joya de la corona del turismo, Sancti Petri”.

Marín entiende que “esta política de no molestar tendrá consecuencias que vamos a pagar muy pronto, sin olvidar la falta de seguridad jurídica que se da a quien quiere hacer algo de manera correcta, en contraposición a quienes se deja hacer sin ningún tipo de control. Esto trajo consigo el desmadre urbanístico, algo que estamos pagando actualmente de una manera extraordinaria. Hablamos de una absoluta injusticia, pues a unos ciudadanos se les exige absolutamente todo para poner un negocio, por ejemplo, y allí no se exige nada a otros, permitiendo que Sancti Petri se convierta en una península ocupada”.

Una de las consecuencias que tendrá “esta irresponsable manera de actuar por parte del Gobierno local del PSOE es que, el día mañana, cuando se lleve a cabo un desarrollo, si es que se quiere, pues algo que ya dudo, el caos que hay ahora mismo impida el disfrute de todos los ciudadanos”.

En esta línea, Ernesto Marín insiste en que “eso se hace desde la experiencia, pues el dejar a hacer sin molestar a nadie ha caracterizado la política del PSOE y de Román, y ahora nos encontramos con que el 50 por ciento de Chiclana es irregular, y con las dificultades provocadas para que se pueda regularizar algún día. Y esto mismo está sucediendo en Sancti Petri, un enclave que cada vez se ocupa más sin exigencia de ningún tipo y con el peligro que existe allí”.

Como ejemplo, el diputado provincial y concejal popular subraya que “cada vez más asociaciones, al amparo de poner Sancti Petri, se instalan allí. Incluso nos dicen que hay un negocio de traspaso de negocios y alquileres de habitaciones para veranear. No pedimos que se eche a nadie, pero sí creemos que es algo que habrá que ordenar algún día y eso es responsabilidad del actual alcalde”.

Solicitud al Gobierno local

Ernesto Marín manifiesta que “esta práctica de dejar hacer sin control por parte del PSOE traerá consigo la imposibilidad del desarrollo del poblado para el disfrute de todos, porque cuando algún día haya un proyecto y haya que dar una concesión pública para su desarrollo, vamos a ver cómo se las apaña el Gobierno local para dar permisos al futuro inversor, cuando hay gente instalada allí sin pagar ninguna licencia”.

En este contexto, desde el PP se pide “a Román que se posicione, que diga qué es lo que quiere para Sancti Petri y qué va a hacer para impedir lo que está ocurriendo. Sin hablar del peligro que supone permitir eso, porque durante nuestro mandato se hizo la limpieza y se tiraron los edificios con mayor peligro de derrumbe, pero la falta de orden puede traer consecuencias, esperamos que no ocurra hada, porque hay inmuebles con riesgo de derrumbe”.

Además, Marín añade que “los hechos hacen pensar que no existe el proyecto del que hablaban el alcalde y el PSOE para Sancti Petri, porque lo hemos pedido varias veces por Registro y el Gobierno local da patadas hacia adelante sin decirnos absolutamente nada. Esperamos que no tengamos que actuar como con los vales de justicia y reclamar la información por la vía judicial”.

Esta teoría se refuerza, según reseña, con que “si el Gobierno local hubiese tenido un proyecto trabajado, las conducciones de fecales y pluviales se harían en las calles futuras, y sin embargo se está haciendo rompiendo el perímetro exterior, lo que hoy es el paseo marítimo de Sancit Petri. No existe ningún proyecto, por tanto”.

Finalmente, Ernesto Marín insiste en la idea de que “esto no es nuevo, porque el Gobierno de Román, que casi lleva ya un año, no ha hecho nada. Ni ha arreglado el edificio de la Plaza Mayor, ni el centro de salud de Los Gallos, ni ha acometido el citado desarrollo de Sancti Petri, y el PGOU se ha retrasado un año y vamos a ver cuándo se aprueba… la atonía del Gobierno municipal del PSOE es manifiesta. Sólo se está parcheando y apostando por la política de no molestar a nadie, algo que podrá tener unas consecuencias nefastas para el presente y el futuro de la ciudad”.