Redacción | San Fernand0.- El grupo municipal Ciudadanos ha explicado el sentido de su voto para que las ordenanzas municipales de 2018 salga adelante.

Por un lado, la formación naranja ha querido dejar claro que su abstención ha sido un ejercicio de responsabilidad con los isleños. La portavoz del grupo municipal, Mayte Mas, ha explicado que “de no ser por nuestra abstención los ciudadanos de San Fernando habrían sufrido una subida del IBI y por consiguiente una merma en sus bolsillos”.

Mas ha recordado que la subida de este impuesto se produce debido a la solicitud del propio Ayuntamiento Isleño para actualizar el valor catastral. Algo que, como ha apuntado Más, “lo inició el señor Loaiza cuando estaba al frente de la ciudad y lo ha mantenido la socialista Patricia Cavada”.

La formación naranja ha hecho hincapié en aquellas medidas que sí ha aceptado el Equipo de Gobierno, como la reducción del IBI a las familias numerosas, incluyendo a las monoparentales con dos hijos que tenga su certificado, o la rebaja en un 15% de las tasa que tiene que pagar los vendedores ambulantes por el montaje de sus puestos.

La portavoz ha lamentado que el Equipo de Gobierno no haya aceptado la propuesta de Ciudadanos para reducir el IBI un 3%. En este sentido Mas ha resaltado que “como aclara el interventor esta es una decisión meramente política, es decir, que el Equipo de Gobierno podría haber buscado las fórmulas necesarias y ajustado las cuentas para que los isleños tuviesen que pagar menos”.

La rebaja de la plusvalía en un 95% de la vivienda habitual para los herederos directos y otro tipo de reducciones en segundas viviendas ha sido otra de las propuestas que Ciudadanos ha presentado y que finalmente tampoco ha sido aceptada.

Para finalizar, Mas ha mantenido que “estas no son las ordenanzas municipales que nos hubiera gustado aprobar pero entendemos que nuestra abstención es la única opción para que los Ciudadanos De San Fernando no vean incrementado su recibo del IBI”.

Compartir con: