publicidad


Ascensión Hita
Ascensión Hita

La delegada municipal de Hacienda, Ascensión Hita, ha informado hoy en rueda de prensa que en la actual campaña del Impuesto de la Renta de Personas Físicas (IRPF), conocida por la declaración de la renta, ya se está dejando notar el efecto positivo de la bajada del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) aplicado por el Ayuntamiento. Así, ha manifestado que “los chiclaneros que ya la hayan realizado habrán podido comprobar que este año han tributado por un 27 por ciento menos de valores catastrales”.

Esta circunstancia, según Hita, “hace que el patrimonio que se declara sea menor, al estar ajustado a la realidad del mercado inmobiliario actual, con el consiguiente beneficio para el contribuyente, que responde por una propiedad que estaba sobrevalorada en cuanto a valores catastrales se refiere con respecto a los tiempos que corren”.

“Tal beneficio es una consecuencia más de las revisiones de los valores catastrales conseguidas en los últimos ejercicios, lo que se une a la bajada de entre el 26 y el 29 por ciento aplicada por este Gobierno municipal (PP-PVRE) en el recibo del IBI urbano, del cual se benefician 54.131 chiclaneros”, ha afirmado la responsable municipal de Hacienda.

En este contexto, ha recordado que “ya dijimos que estos logros en las bajadas de los valores catastrales, con tres descensos continuados, tienen repercusión en el recibo de impuestos como el IBI, pero también en el Impuesto del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, más conocido como plusvalía, el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, el Impuesto sobre la Renta de las Personas Física (IRPF), que afecta especialmente a la concesión de becas y ayudas sociales, y el Impuesto sobre el Patrimonio”.

La edil ha incidido una vez más que las personas interesadas pueden conocer cómo quedará su recibo del IBI acudiendo con el Documento Nacional de Identidad (DNI) a la sección de Rentas/IBI del Consistorio o a través de la  ventanilla virtual de la página web www.chiclana.es, para lo que hay que contar con certificado digital. “Comprobarán que la bajada en el importe que van a pagar alcanza una media de entre el 26 y el  29 por ciento, aunque hay casos en los que se llega incluso a superar el 50 por cierto, en propiedades que con la revisión catastral han pasado de ser urbanas a rústicas”, ha subrayado.

Hita ha explicado que sobre el Impuesto de Bienes Inmuebles tienen efecto “el valor catastral, que se ha bajado tres veces en los dos últimos años, y el porcentaje que aplica el Ayuntamiento, que es uno de los más bajos que existen y que roza el mínimo legal”.

No obstante, “y a pesar de las tres revisiones conseguidas en los últimos ejercicios y de haber aplicado una bajada histórica en el recibo del IBI, el alcalde, Ernesto Marín, ya ha hecho público su compromiso de solicitar a la Dirección General del Catastro una revisión total, que depende, no obstante, de la próxima aprobación del Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU), pendiente únicamente de que la Junta de Andalucía, regida por el PSOE, deje de bloquear el documento, como ha hecho buscando un puñado de votos este 24-M para el PSOE de José María Román, quien cuando fue alcalde siempre subía una media de 50 euros al año el recibo del IBI, algo que ya ha dicho que volverá a hacer si llegase a gobernar de nuevo”.