publicidad


Roberto Palmero ha informado que “el objetivo es evitar incendios y mantener el buen estado de conservación y limpieza de las mismas de cara a la temporada estival”

La Delegación Municipal de Medio Ambiente, a través de Chiclana Natural, ha iniciado en los últimos días la limpieza de las parcelas de titularidad municipal, unas labores que se llevarán a cabo hasta la finalización del mes de junio. En este sentido, el delegado municipal de Medio Ambiente, Roberto Palmero, ha asegurado que “en total serán 162 parcelas municipales las acondicionadas mediante esta iniciativa, con el objetivo de evitar en la medida de lo posible el riesgo de incendio durante la temporada estival. De la misma forma, la limpieza permite reducir plagas de insectos y ratas, más aún considerando que muchas de ellas  limitan con núcleos poblacionales”. 

Las 162 parcelas a las que se ha referido el edil se distribuyen entre el casco urbano y la zona litoral. Para su limpieza se emplean tanto medios manuales como  mecánicos mediante desbrozadora y gradeo y desbroce con tractor. “Además, en algunos casos, al mismo tiempo que se mejora el ornato, se contribuye a facilitar el uso público, al tratarse de zonas con especial incidencia en el tránsito peatonal, encontrándose entre sus usos el de pasear o sacar a las mascotas”, ha explicado el edil. 

Desde que comenzaran las tareas de limpieza se han venido realizando desbroces, limpieza de basuras y de restos vegetales en casi la mitad de las zonas definidas de actuación, con lo que se ha restaurado de forma notable un gran número de parcelas. “Es muy necesario también que los propietarios particulares actúen en la misma medida, para que en las parcelas privadas se tengan las mismas garantías de seguridad ante el riesgo de incendio y los problemas de plagas de insectos y roedores. Por ello, les instamos a que actúen por iniciativa propia y en cumplimiento de sus obligaciones para mantener en buen estado sus parcelas”, ha apelado el delegado. 

Para concluir, Palmero ha destacado que “este trabajo coincide en el tiempo con el que viene realizándose para el desbroce de caminos y cunetas en el extrarradio, que está deparando unos excelentes resultados. Pero vuelvo a insistir en un aspecto fundamental que nos sigue preocupando, como es que los ciudadanos contribuyan a mantener lo que tanto esfuerzo cuesta limpiar, especialmente el entorno de las islas de contenedores del extrarradio, donde es habitual encontrarnos el depósito de basura y toda clase de objetos en el exterior de los contenedores. Ahora que tenemos tres puntos limpios tiene menos sentido, si cabe, que sigan ocurriendo estas cosas”.