Menores de entre 3 y 9 años ingresados en la planta de Pediatría y Oncología Pediátrica del Hospital Universitario Puerta del Mar de Cádiz están participando estos días en un taller de protección solar, organizado por la Asociación Española Contra el Cáncer y que lleva por nombre ‘Protegerse del sol es divertido’.


La iniciativa busca fundamentalmente fomentar prácticas y hábitos necesarios para una protección solar eficaz y un diagnóstico precoz. En ese sentido, y dada la importancia de instaurar hábitos de vida saludable en edades tempranas, la asociación ha puesto en marcha esta actividad dentro de sus programas de educación para la salud y prevención del cáncer en los centros educativos, que ahora se extiende a los menores hospitalizados.

El programa pretende favorecer la adopción de comportamientos sanos en relación a la exposición solar, de forma que sean los propios niños y niñas quienes adquieran los hábitos necesarios para una protección solar adecuada. Para ello, se cuenta con diverso material, como un folleto con actividades y un cuaderno de recortables. Al finalizar el taller, los menores se llevarán una visera de goma-eva que ellos mismos recortarán y diseñarán.

 Los principales consejos que ofrecen los dermatólogos para minimizar el riesgo de cáncer de piel son buscar la sombra y no exponerse al sol en las horas centrales del día, proteger la piel y los ojos mediante el uso de gorra, camiseta y gafas, aplicar un protector solar con un factor elevado cada dos horas o evitar el uso de cabinas de bronceado. Además, se recomienda extremar las medidas de protección para los niños, usando un protector solar con un factor elevado, camiseta y gorra, de ahí la importancia en hacer a los propios menores conscientes de la protección frente al sol con actividades como ésta que se realiza en el Hospital Puerta del Mar.

Compartir con: