La presidenta del Partido Popular de Sanlúcar, Ana Mestre, denuncia las precariedades del Plan de Verano del SAS en la Costa Noroeste.


Mestre señala que superado el meridiano de la época estival, todos los años ocurre lo mismo. La asistencia sanitaria que se ofrece en los municipios costeros de Rota, Chipiona y Sanlúcar no es suficiente para la población que albergan en los meses de verano, ya que entre las tres localidades podemos estar hablando de casi 400.000 habitantes.

La Junta de Andalucía ha obviado las necesidades en la comarca Costa Noroeste, provocando plantillas menos dotadas de personal sanitario.

Los profesionales sanitarios siguen pidiendo una mejor planificación y gestión del servicio de los servicios sanitarios del Sistema Andaluz de Salud, denunciando la escasa plantilla que tienen para atender a nuestro municipio. Mestre reseña que los servicios de urgencia nocturnos carecen de pediatras, se suspenden intervenciones quirúrgicas, al igual que hay jubilaciones y sustituciones sin ocupar, incluso con contrataciones de enfermeros por médicos, ocasionando saturaciones y estrés laboral con los cupos sobredimensionados.

En concreto en Sanlúcar, apunta Mestre, la atención médica a desplazados en el Centro de Salud del Barrio Bajo, para no aumentar los cupos ordinarios de médicos, se ha ignorado. A lo que hay que sumar que no se ha buscado sustituta a la matrona del Centro de Salud del Barrio Alto, por lo que estará sin cubrir hasta que regrese de sus vacaciones, estando por tanto sin control alguno las pacientes embarazadas.

Finalmente, Mestre define el plan de verano como “una tomadura de pelo que ni el partido socialista se lo cree, aunque su modus operandi sea siempre hacernos creer lo negro blanco”. “El plan de verano no tiene ninguna medida excepcional para mejorar la atención sanitaria en los municipios costeros con una notable afluencia extraordinaria de población en los meses estivales, ni para mantener los servicios sanitarios y la cobertura sanitaria habitual”.

“La señora Díaz ha sido incapaz de acabar un verano más con la falta de sustituciones, con las escasas plantillas, con los cupos sobredimensionados de los médicos y con la precariedad laboral que el SAS lleva ofreciendo a los médicos”.

Compartir con: