“El Gobierno socialista de Susana Díaz se ha dedicado a hacer una política basada en titulares, pero no ha dotado económicamente a las políticas migratorias”. Así resume la número 2 de la candidatura del PP de Cádiz, Ana Mestre, el balance de la gestión migratoria del PSOE de Andalucía.

Junto al candidato a la Alcaldía de Jerez, Antonio Saldaña, Mestre ha denunciado la situación en la que se encuentra el antiguo Hotel Ávila de esta ciudad, convertido en una especie de centro de menores pero que no tiene ni condiciones, ni profesionales, ni recursos suficientes para atender a estos menores migrantes cuya tutela corresponde a la Junta de Andalucía.

La número 2 de la candidatura popular califica de “nefasta” la política migratoria de Susana Díaz y considera que el Gobierno andaluz debería estar preocupado por dotar de dignidad y recursos a estos menores que están siendo acogidos en ciudades como Jerez. Anuncia Mestre que el PP va a preguntar las condiciones en la que se encuentra este improvisado centro de menores, si tiene cocina, apoyo educativo, ropa o apoyo sanitario.

El efecto llamada, prosigue Ana Mestre, ha producido una serie de consecuencias muy negativas al no ser abordada con suficientes recursos y que estemos viendo a menores, cuya tutela es de la Junta, sin tener condiciones óptimas. “No se puede llamar y abrir la puerta si luego no se arbitran mecanismos ni se pone presupuesto sobre la mesa para atender con dignidad a estas personas porque, de lo contrario, solo vemos resultados negativos”.

Ha recordado Mestre que el PP, a través del presidente provincial y senador Antonio Sanz, ha presentado en el Senado una moción para exigir un protocolo de actuación ante situaciones de estas características que también concrete los fondos y recursos con los que se va a contar.

Por su parte, el candidato a la Alcaldía de Jerez, Antonio Saldaña, ha afirmado que, éste no es sino un ejemplo más de lo necesario que es un cambio en Andalucía, un cambio que solo puede venir de la mano del PP y Juanma Moreno.

Por último, Saldaña ha señalado que el Hotel Ávila es un ejemplo claro de la falta de consideración que ha tenido la Junta con una familia que ha estado toda su vida trabajando y un ejemplo de lo injusto del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, ya que esta familia ha heredado de su padre un hotel en funcionamiento que ahora la Junta subasta por menos dinero de lo que reclama por el impuesto.

Compartir con: