La secretaria de Salud y Consumo del PSOE de Andalucía, Miriam Alconchel, ha criticado el cinismo del líder del Partido Popular en Andalucía, quien ha reclamado la incorporación a la sanidad pública andaluza de los nuevos sistemas ‘flash’ de medición de glucosa en los pacientes con diabetes, cuando es competencia estatal.

Además, la también diputada por Cádiz en el Congreso de los Diputados ha subrayado la ‘incoherencia y la inconsistencia del discurso de Moreno Bonilla’, que contradice el de sus compañeros populares en el Congreso, quienes han votado en contra esta semana de una PNL socialista para incorporar estos nuevos sistemas de monitorización a la cartera común de servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS).


Según Alconchel, el discurso de Moreno Bonilla pone de manifiesto una absoluta falta de sensibilidad del líder popular con los pacientes de diabetes que, en Andalucía, superan los 650.000. “Lo único que persigue Moreno Bonilla es opacar el desinterés y la inacción del Gobierno de Mariano Rajoy en este ámbito, en particular, y en la sanidad pública, en general, como se ha constatado con el voto en contra de los populares a esta PNL”.

“Es evidente que el partido popular y el partido socialista representan la cara y la cruz de un modelo sanitario” ha enfatizado la secretaria regional de Salud y diputada, quien ha mostrado su satisfacción por que el Congreso de los Diputados haya aprobado la Proposición No de Ley socialista por la que se instaba al Gobierno a incluir los sistemas flash de monitorización de la diabetes en la financiación pública y a garantizar a las comunidades autónomas las dotaciones económicas oportunas para hacer frente a este gasto.

Además, ante el elevado impacto de la diabetes en España, con más de 5 millones de afectados, la propuesta socialista también urge al Gobierno a negociar con los representantes de las empresas que fabrican estos dispositivos para conseguir un precio que mejore la accesibilidad y reduzca el impacto de su financiación pública y una reducción de los precios de venta libre. Actualmente, el coste de estos dispositivos se sitúa en los 1.500 euros al año por paciente.

La secretaria regional de Salud y Consumo también ha puesto en valor el primer estudio en el Sistema Nacional de Salud sobre eficiencia y resultados en salud de la terapia con bomba de insulina en pacientes con diabetes, que va a poner en marcha la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía. Y es que el Plan Integral de Diabetes de Andalucía ha logrado más de 45.000 euros de financiación, dentro de la convocatoria nacional del Instituto de Salud Carlos III, para el proyecto ‘Eficiencia de los sistemas de infusión continua de insulina en Diabetes tipo 1’. De esta forma, “se pone de manifiesto la capacidad investigadora de la comunidad andaluza en este ámbito” ha enfatizado Alconchel.

Compartir con: