El subdelegado del Gobierno en la provincia de Cádiz, Agustín Muñoz, afirma que “las playas del litoral gaditano afectadas por los temporales de febrero y marzo estarán en condiciones óptimas para la temporada alta”.

La Demarcación de Costas inició en días pasados los trabajos de reparación de los accesos, escolleras y diques dañados y, paulatinamente, está procediendo a la instalación de las tuberías de impulsión precisas para la regeneración de las playas, en alguna de la cuales ya ha comenzado el aporte de arena.

La prohibición por parte de la Junta de Andalucía de dragar en el Placer de San Jacinto “ha supuesto un retraso en la planificación prevista” por la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar. Así, de no haber sido por estos impedimentos, las labores “habrían finalizado en junio”, afirma Muñoz.

La saca de arena se realiza de los puntos de extracción de arena disponibles “que no aportarán arena en la cantidad deseable, pero los trabajos continuarán con celeridad para llegar a la primera quincena de julio con las playas en condiciones óptimas para la temporada alta del sector turístico de la provincia, uno de los principales motores económicos de Cádiz”.

Muñoz ha recordado que gracias a la “inversión extraordinaria” de 20 millones de euros que el Gobierno de Mariano Rajoy acordó destinar a la costa de la provincia para solventar los daños sufridos, la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, está interviniendo en el litoral de 16 municipios gaditanos a lo largo de una longitud de 40 kilómetros.

Compartir con: