publicidad


Desde la formación socialista insisten en que “las quejas de los usuarios son constantes”

La concejala socialista, Natalia Álvarez, ha criticado la falta de compromiso del equipo de gobierno con el transporte público de la ciudad. En concreto, Álvarez ha señalado que su formación ha presentado un escrito a través del registro municipal para solicitar información sobre diferentes aspectos relativos a la gestión municipal sobre el transporte público, “del que recibimos quejas diarias tanto de viajeros como de los propios empleados de la empresa”, ha aseverado la edil. 

Natalia Álvarez se ha referido, en primer lugar, a la falta de autobuses en todas las líneas, “un hecho que provoca que en cada autobús tengan que viajar un alto número de pasajeros, algo que se puede solucionar incrementando la flota, que actualmente no está ni siquiera al 100%”, ha advertido la concejala, para quien este aumento de autobuses sería un paso fundamental para garantizar la seguridad de los gaditanos y las gaditanas. Precisamente, en relación a esta falta de líneas, Álvarez ha puesto sobre la mesa la ausencia del pliego para un nuevo contrato del servicio que lleva pendiente años, “y que el alcalde no ha sido capaz de sacar hacia adelante, a pesar del déficit de explotación de más de dos millones al año que se pagan desde las arcas municipales”. 

La concejala socialista también ha insistido en algunos problemas concretos respecto a la falta de autobuses, por un lado, “la línea 3 llega a tener un intervalo de 40 minutos entre un autobús y otro en algunas franjas horarios”, y por otro ha exigido conocer las razones porque las que se ha suprimido el servicio de buhobús o por qué este verano no se ha contado con el servicio de la línea 7 las tardes de los sábados y los domingos. 

Esta falta de preocupación por el transporte público recae directamente en los usuarios y también en los trabajadores”, ha destacado Natalia Álvarez, “los conductores de los autobuses son quienes reciben toda la presión y las quejas ante la falta de seguridad, sin tener ellos ninguna responsabilidad”. “Es necesario que el alcalde se siente con la empresa que tiene la concesión municipal del servicio y negocie; hacen falta más autobuses y más conductores para poder reducir la frecuencia entre un autobús y el siguiente, y ofrecer así un servicio seguro y de calidad”; ha recalcado la edil

Para finalizar, Álvarez ha insistido en que el nuevo pliego “que llevan prometiendo desde el año 2015” es la clave para que Cádiz cuente con un servicio de transporte urbano “adaptado al siglo XXI”.