Redacción | Puerto Real.- Tras conocer el orden de la sesión ordinaria del pleno que corresponde a marzo, NNGG Puerto Real, quiere expresar su rechazo al duodécimo punto, correspondiente a una moción impulsada por Sí Se Puede para solicitar la excarcelación de Alfón.

“Desde Nuevas Generaciones recibimos con sorpresa y estupefacción cómo un asunto que en absoluto tiene que ver con nuestro pueblo, en manos de la justicia y que ni tan siquiera es competencia del Ayuntamiento, se trae a debate cuando su resolución en este pleno,no tendrá efecto alguno sobre esta situación.  No toleraremos que se ponga en tela de juicio el trabajo que realiza el poder judicial, garantes del Estado de Derecho’’ asegura Samuel Carreño.


El Coordinador de NNGG local mantiene que ‘’ en democracia hay que acatar y respetar las decisiones de los tribunales, máxime  cuando es una decisión de la Audiencia Provincial de Madrid avalada por el Tribunal Supremo’’, afirmando que ‘’ esto es una de las muchas  cortinas  de humo para esconder la incapacidad para gobernar, algo que nos vienen demostrando día tras día’’.

“Es una vergüenza que los representantes de toda la ciudadanía estén más centrados en darle apoyo a una persona que ha sido juzgada por portar explosivos en una manifestación, que por sanear las cuentas de un Ayuntamiento acuciado por los problemas económicos  y realizar una buena gestión. Han pasado de exigir auditorías externas, a pedir la excarcelación  de Alfon”, asevera.

Así las cosas, solicitan a los partidos que tienen representación en el Ayuntamiento, que no voten lo mismo que ha votado Bildu EH en el País Vasco, o los mismos que llaman ‘preso político’ a una persona que ha pertenecido a ETA, como recientemente ha realizado Podemos con Arnaldo Otegi.

En este sentido, animamos a Sí Se Puede a que impulsen mociones a favor de la liberación de los presos políticos en Venezuela, donde la única razón  por la que están encarcelados es que son disidentes del régimen venezolano.

Por último Nuevas Generaciones defienden los principios de libertad y democracia y respetamos a los ciudadanos que ejercen libremente su derecho a la huelga, pero dentro de los límites que nos otorga la Carta Magna.

Compartir con: