Redacción | Puerto Real.- En estos días operarios del Ayuntamiento de Puerto Real están procediendo, siguiendo instrucciones de la Policía Local, a la reordenación de los aparcamientos del Pabellón Polideportivo Municipal pintando las plazas y zonas reservadas para minusválidos, motocicletas, carga y descarga y pasos peatonales de acceso.

La reordenación ha permitido ganar 27 plazas más para turismos de las que existían, además de 8 para motocicletas. Tan pronto se termine esta faena, se hará lo propio con la zona trasera del Centro de Salud Ribera del Muelle, donde se tiene previsto que se aumente el número de estacionamientos en una decena. En total, la Ribera del Muelle contará con 37 plazas más para turismos.


Esta actuación permitirá continuar con la descongestión del casco histórico de Puerto Real de vehículos, cumpliendo la normativa vigente en esta materia y facilitando la accesibilidad en las calles de la localidad, especialmente en unas calles en las que personas con movilidad reducida encuentran serias dificultades para el paso, así como también carritos de niños y personas mayores en general. En concreto serán las calles Amargura y De la Palma los que se beneficiarán de esta medida, procurada por el gobierno municipal en otras zonas, como la calle San Fernando.

Compartir con: