El malestar y la incertidumbre continúa en el seno de los astilleros de San Fernando. Es por ello que el comité de empresas de Navantia, tras una reunión mantenida a primeras horas de la mañana, ha decidido continuar con las movilizaciones.

Al igual que hicieran el pasado viernes, han partido desde la factoría hasta la CA-33, a la altura del ltur cortar la carretera. De hecho en estos momentos (10.10 horas), la citada vía se encuentra paralizada a la altura del puente del Gran Poder, ocasionando retenciones kilometricas.



Según apuntan desde el comité, “se encuentran a la espera del comunicado que tiene previsto dar el gobierno central sobre este asunto”.

Como recuerdan desde el comité, la posible suspensión de la construcción de varios  corbetas, afectaría considerable a numerosas familias, ya que se perderían 6000 empleos directos y más de 30000 inducidos. Todo ello se traduce en 2000 millones de euros y cinco años de trabajos con más de siete millones de horas.

Compartir con: