publicidad


La remodelación integral concebida por el equipo de gobierno para mejorar y embellecer el entorno del Mercado Central de abastos y Ayuntamiento como uno de los puntos estratégicos de la ciudad en cuanto a generación de actividad económica, empleo y como importante foco también de atracción turística, sigue dando nuevos pasos tras la licitación estos días del proyecto de remodelación de las calles Hermanos Laulhé y José López Rodríguez.

publicidad


Se saca así a licitación un contrato por valor de 698.936 euros para continuar las labores de reurbanización de las calles del centro de la ciudad que el Ayuntamiento está llevando a cabo en los últimos años, abordando esta última fase la calle Hermano Laulhé -desde su intersección con plaza del Rey, Calderón de la Barca y Cayetano del Toro, que discurre desde el Mercado Municipal de Abastos hasta las proximidades del parque Almirante Laulhé en su intersección con la calle Arenal-, así como la calle José López Rodríguez, desde su intersección con la calle Calderón de la Barca, discurriendo por el Mercado Central de Abastos hasta las proximidades del parque Almirante Laulhé.

Las citadas arterias tienen en la actualidad un acerado deteriorado, además de presentar en sus redes de instalaciones diversos daños que deben ser reparados, “así que realizamos un nuevo diseño de las vías, de forma que se mejora el tránsito peatonal, el diseño urbano de la ciudad y su infraestructura”, asegura la alcaldesa, Patricia Cavada, que incide en que la accesibilidad, la seguridad y el atractivo paisajístico son las claves de este proyecto. “Son calles muy transitadas y una tarjeta de visita de esta zona del centro de San Fernando, situadas en un eje básico de la ciudad en un entorno BIC en el que se sitúa el magnífico edificio de la Casa Consistorial, un mercado en el que también estamos actuando para modernizarlo y mejorar su atractivo, comercios emblemáticos y establecimientos de hostelería muy concurridos”.

De esta forma, se realizarán trabajos en el acerado de ambas calles, con el objetivo de facilitar el acceso peatonal a las viviendas existentes y al entorno del Mercado, así como su conexión con el parque Almirante Laulhé; dotándolas además de unas mejores instalaciones e iluminación urbana en todo su trayecto. Se va a mejorar la pavimentación de la zona con material de granito gris que “potenciará la belleza del entorno” y que contará, además, con luminaria LED empotrada en el suelo resistente a la rodadura y el paso de vehículos.

Otra actuación reseñable será la reurbanización del tramo de la calle Calderón de la Barca que discurre entre ambas calles, actuándose en el espacio de acceso al Mercado “para modernizarlo y adaptar su diseño y trazado a la normativa actual de accesibilidad, de forma que se pasará a una plataforma única redistribuyendo las escaleras y rampas actuales. De esta forma, asegura Cavada que se ganará en espacio con una plaza elevada que “será un magnífico punto de encuentro entre la trasera de la fachada del Ayuntamiento y el Mercado. La prioridad será peatonal, aunque sin mermar la capacidad de circulación y fluidez del tráfico, así como el paso de los vehículos de emergencia y carga y descarga para facilitar el acceso a comercios y establecimientos del área”, indica.

El proyecto comprende también la sustitución del colector de aguas residuales, la inserción de una nueva red de pluviales y la ampliación de los imbornales de la red de alcantarillados; así como trabajos de mejora y renovación de la red de distribución y abastecimiento de agua.

“Este proyecto -especifica la regidora isleña- se va a realizar con cargo al remanente de 2017, gracias al superávit derivado de la buena gestión económica del Gobierno local que permite realizar inversiones de mejora en beneficio de la ciudadanía, junto a otros proyectos como el Skate Park, el pabellón Andalucía o la playa de Camposoto”.