El delegado municipal de Medio Ambiente, Joaquín Guerrero, ha denunciado “un nuevo acto vandálico”, que se ha producido esta misma noche en el Puente Chico, después de que todas las flores que recientemente había sido sembradas en los maceteros del puente hayan sido arrancadas y tiradas al río. En este sentido, hay que recordar que hace apenas 11 días se procedió a la siembra de un total de 2.000 unidades en distintos puntos de la ciudad, entre ellas, en el Puente Chico, que solo en este punto del centro supuso una inversión de casi 1.000 euros.

“Estamos realmente indignados y venimos a denunciar lo que ha sucedido esta pasada noche, en la que uno o varios individuos han arrancado casi todas las flores que hace poco se sembraron en los maceteros instalados en el Puente Chico y las han tirado al río”, ha lamentado Joaquín Guerrero, quien ha indicado que “estamos en estos momentos en proceso de investigación para ver si podemos averiguar el autor o autores de este acto vandálico, por lo que se pedirá a la Policía Local que compruebe las cámaras instaladas en los ascensores del puente”.

Asimismo, el delegado de Medio Ambiente ha recalcado que “no entendemos por qué se hace este tipo de actos”. “Desde este equipo de Gobierno nos estamos volcando para hacer de Chiclana una ciudad más bonita, en la que todos podamos disfrutar de sus paisajes medioambientales y ornamentos. Sin embargo, nos encontramos con este tipo de actos, en los que no solo se han conformado con quitar las plantas y tirarlas al río, sino que también han destrozado un cenicero instalado junto a uno de los ascensores”, ha expresado el edil, quien ha añadido que, “aunque da igual dónde sucedan estos actos, hoy ha ocurrido en un lugar como el Puente Chico, tan transitado y querido por los chiclaneros”.

“Pero estos actos vandálicos no solo suceden aquí, puesto que ayer mismo también actuaron en el parque público de El Campito, sin olvidar la rotura de árboles por toda la ciudad, entre otras acciones”, ha criticado Guerrero, quien ha incidido en que, “con acciones de este tipo, se hace daño a todos los vecinos de Chiclana”. “No podemos olvidar que, después de un acto vandálico, hay que volver a reponer los desperfectos o, en este caso, sembrar las plantas, que recordemos ha supuesto una inversión de casi 1.000 euros, que no podrán emplearse en otras cuestiones necesarias para la ciudad”, ha incidido.

No obstante, el delegado municipal de Medio Ambiente ha asegurado que “vamos a seguir insistiendo en tener una Chiclana más bonita, por lo que procederemos en los próximos días a volver a sembrar flores en el Puente Chico”. “De todas formas, si alguien observa que se pueda estar produciendo algún tipo de acto vandálico, que lo denuncie rápidamente ante la Policía Local, ya que sólo así podremos acabar con estos vándalos, que se dedican a destrozar nuestro mobiliario urbano y espacios medioambientales”, ha reclamado Joaquín Guerrero, quien ha añadido que “seguiremos trabajando para hacer de Chiclana una ciudad más bella, a pesar de esos vándalos que están atentando contra toda la ciudadanía”.

Compartir con: