Redacción.- El portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento, Andrés Núñez, ha ofrecido hoy una rueda de prensa para “denunciar un hecho sin precedentes en los últimos años en el Ayuntamiento, algo que es una auténtica vergüenza para esta institución y un insulto a los chiclaneros, pues en una ciudad con casi 14.000 parados, una ciudad que está soportando desde la llegada del PSOE el que se diga que el Ayuntamiento está arruinado y hace falta subir impuestos, no se puede consentir que el alcalde, José María Román, y el PSOE se gasten 4.411,32 euros en 13 sillas para su despacho”.

Núñez censura que “con 14.000 parados en Chiclana esa sea la prioridad en el gasto que tienen el PSOE y José María Román. Esto es una vergüenza. Y ahora vendrán a decir que el Ayuntamiento está arruinado, que no tienen dinero, que el PP gestionó mal la economía del Ayuntamiento. Si tan mal está y si no se pueden asumir los gastos esenciales y ofrecer servicios de calidad, ¿por qué Román se gasta 4.4411,32 euros en sillas para su despacho?”.


El también presidente del Partido Popular subraya que “el alcalde y el Gobierno local del PSOE están repitiendo una y otra vez que los chiclaneros tienen que hacer un esfuerzo por culpa del PP, y que por eso querían subir un 30 por ciento el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), a lo que la oposición les dijo que no, pues en el PSOE aún no han entendido que hay que controlar los gastos antes de exigir a los ciudadanos, que no se puede derrochar como nos tiene acostumbrados el Partido Socialista”.

El líder de los populares chiclaneros exige que se tomen “responsabilidades políticas”. Así, entiende que “es necesario que Román no se oculte y dé explicaciones. Tendrá, por ejemplo, que explicarles a los hosteleros de la ciudad el motivo por el que ellos tienen que pagar impuestos por poner sillas a las puertas de su bar y el alcalde se gasta más de 4.400 euros para que su gobierno esté cómodamente sentado en su despacho”.

Núñez reitera que “los hechos son vergonzosos” y aún dice estar seguro de que “desde el PSOE continuarán diciendo que el Ayuntamiento está arruinado. ¿Con qué fuerza moral piden a los ciudadanos que paguen más impuestos? ¿Para esto? ¿Para tener sus posaderas cómodamente asentadas en su despacho? ¿Con qué cara va a sentarse ahora con la Asociación de Hostelería para pagar por poner sillas en sus negocios?”.

Desde el Partido Popular se destaca que “nosotros en el Gobierno no hicimos este tipo de gastos. Esto demuestra lo que venimos diciendo desde las pasadas elecciones: un Ayuntamiento arruinado no puede gastarse 70.000 euros al año en contratar a Manuel Chozas, amigo del alcalde, con carné y cargo orgánico del PSOE, como gerente de Emsisa, para realizar una función que aún no sabemos cuál es, porque lleva casi ocho meses y todavía no ha habido novedad alguna en la empresa municipal, y por supuesto, tampoco puede gastarse este dinero para comprar sillas nuevas para el despacho del alcalde”.

El concejal del PP mantiene que la actitud es “indigna de un alcalde en los tiempos que corren, porque esto no tiene nombre, es una auténtica vergüenza”, al tiempo que asegura que “el hecho es suficientemente grave para que haya responsabilidades políticas inmediatas en esta ciudad”.

Núñez defiende a las familias chiclaneras con necesidades, y critica que el alcalde y el PSOE haya actuado “de manera tan irresponsable con el dinero público”. Así, dice que “si una familia no tiene para comer, para pagar la luz, para pagar el agua, ¿se compra un sofá de 1.000 euros? Ese ejemplo sirve para lo que ha hecho José María Román, y hay dos opciones para justificar esta decisión del alcalde y del PSOE: o es mentira que el Ayuntamiento no tiene dinero o quien gobierna es una persona negligente, y el Ayuntamiento no se puede permitir estar en manos de una persona que gestiona de manera negligente el dinero público”.

Finalmente, el portavoz del Partido Popular apostilla que “mañana, cuando llegue alguien pidiendo ayuda económica al Ayuntamiento, ¿le dirá el alcalde que no tiene dinero, pero que se siente en esas fantásticas sillas que ha comprado para su despacho? Esto es vergonzoso”.

Compartir con: