200115._Vivienda._Nunez_El_presupuesto_de_Emsisa_para_2015_marca_una_nueva_era_
Andrés Nuñez

El portavoz del Gobierno municipal (PP-PVRE), Andrés Núñez, ha manifestado hoy que “en este Equipo de Gobierno estamos deseando que hablen los auténticos responsables del estado actual de los acuíferos” de Chiclana.

Así ha respondido a la petición de un pleno extraordinario para abordar el estado de los acuíferos por parte del PSOE local, “una formación que en Chiclana, siguiendo la forma de hacer política de José María Román, sigue faltando a la verdad en un intento de engañar a los chiclaneros”. Y es que, el edil ha subrayado que “ahora salen solicitando esto, después de haber estado jugando con los componentes de la comisión de investigación para retrasar las citaciones de Manuel Jiménez Barrios y el resto de exalcaldes socialistas. Parece que lo que busca el PSOE es que haya un pleno en mayo y poder cobrar por asistir”.

Núñez ha censurado “que el PSOE realice una oposición totalmente improvisada, y donde su único objetivo es intentar manchar la gestión de este Equipo de Gobierno, pues es incapaz de presentar propuestas reales para Chiclana, porque carece de proyecto de ciudad”.

En esta línea, ha incidido en que “su único afán en los últimos meses ha sido “evitar que hablen los auténticos responsables, quienes miraron para otro lado y no frenaron las irregularidades urbanísticas que se cometieron a mansalva entre 1983 y 2007, tiempo en el que la Alcaldía fue del PSOE y que ha provocado que los acuíferos presenten el estado actual”.

Así, ha apuntado que “la comisión de investigación va a conformarse en breve, porque, repito, estamos deseando aclarar el asunto y que de hablen los verdaderos artífices y responsables de los desmanes urbanísticos de Chiclana, quienes permitieron 30 años de urbanismo salvaje y la proliferación de miles de viviendas irregulares”.

El también delegado municipal de Presidencia ha confirmado, como ya anunció en su día, que el Gobierno local va a pedir la comparecencia del exalcalde del PSOE y actual vicepresidente de la Junta de Andalucía en funciones, Manuel Jiménez Barrios, quien ostentó la Alcaldía de Chiclana entre 1994 y 2003. Una solicitud de citación que se ampliará al también exregidor socialista Sebastián Saucedo, que gobernó entre 1983 y 1986, justo cuando arrancaron las irregularidades urbanísticas y que posteriormente llegó a ser delegado provincial de Medio Ambiente.

Asimismo, la intención del Equipo de Gobierno es extender el asunto a José Joaquín de Mier, alcalde entre 1986 y 1994, año en el que cedió el testigo a Manuel Jiménez Barrios, quien, a su vez, delegó en el año 2003 en José María Román, “quien es concejal desde 1991 y ha sido director de la Agencia de Medio Ambiente en Cádiz y delegado provincial de Medio Ambiente, además de alcalde de Chiclana entre 2004 y 2007 y noviembre de 2008 y mayo de 2011”.

Igualmente, ha reseñado el edil, “nos interesa conocer las versiones de los exdelegados municipales de Urbanismo durante esos periodos, tales como Juan Jesús Jiménez, Joaquín Muriano, Juan Luis Belizón y Francisco Javier López Macías”.

Andrés Núñez ha recalcado que “nuestro propósito es que se arroje luz sobre un asunto en el que el alcalde, Ernesto Marín, ha actuado de manera totalmente responsable, pues nada más conocer la existencia de un informe elaborado por la exdelegada municipal de Vías y Obras, Susana Moreno, remitió éste a la Junta de Andalucía el 17 de febrero, como administración competente en el asunto de los acuíferos”. Además, y “ante la falta de respuesta por parte de los socialistas del Gobierno andaluz de Susana Díaz, este Ayuntamiento volvió a remitir una copia el 24 de marzo, fecha en la que demandó nuevamente que se pronunciase y la Alcaldía reiteró su disposición a colaborar, sin que haya novedad alguna hasta el momento”.

Finalmente, el portavoz municipal ha enfatizado que “ha sido este Gobierno y el alcalde Ernesto Marín quien ha trabajado por proporcionar a Chiclana un Plan General de Ordenación Urbanística que está en su última fase, y que pronto permitirá ordenar un municipio que el PSOE ha convertido en un auténtico caos urbanístico durante tres décadas”.