Opinión | David de la Encina.- Nuevas oportunidades para relanzar El Puerto de Santa María se avecinan después de establecer las bases con proyectos claros y concretos. Lo positivo atrae lo positivo, mantenemos esta actitud constructiva ante los nuevos retos. Es mi actitud ante la vida y así lo seguiré transmitiendo a nuestra ciudad.

Por el momento, baste citar las siguientes medidas ya ejecutadas, que son una realidad para nuestros vecinos y vecinas; como la regeneración del entorno de Santa Clara, con la construcción de las rotondas y el derribo del primer bloque de José Antonio; la nueva terminal del catamarán; el 5º centro de salud ‘Ángel Salvatierra’ o la recuperación de la ciudad como referente en la celebración de las fiestas tradicionales y de ocio.

Entre los muchos y muy ilusionantes retos que se le presentan a El Puerto y en los que como alcalde estoy trabajando a diario con mi equipo, y espero se materialicen en este 2019, se encuentran asuntos claves como la recuperación del Centro Histórico, no solo con un plan urbanístico que atraerá familias y negocios, sino también con 250.000 euros para engalanar nuestras calles; el traslado del Museo de la ciudad a El Hospitalito, con una inversión de 760.000 euros; la creación de la Casa de Cargadores a Indias en Araníbar, para lo que se destinan 890.000 euros; la próxima apertura de Casa de la Cultura en la zona sur; la necesaria regeneración social y urbana de la Barriada Los Milagros, que cuenta con una inversión de 3.400.000 euros; la puesta en valor del río Guadalete como “avenida de actividades” y no como separación de Valdelagrana, para lo que se destinan 7.000.000 euros, de los que 600.000 euros se ejecutarán en 2019; la integración de derechos y deberes en las denominadas Args; etcétera.

En empleo, tenemos la creación de 350 contratos nuevos con los planes de empleo, que se incorporarán a partir de febrero; o las dos escuelas taller en sectores de futuro, como son la aeronáutica y energías limpias; así como la próxima edición de las Lanzaderas de Empleo, donde El Puerto ha vuelto a ser beneficiario por segundo año consecutivo.

Nuestras barriadas y calles seguirán siendo mimadas y atendidas. Tal es el caso de la avenida del Ejército, a la que destinaremos 57.000 euros; los arreglos en las plazoletas de Los Frailes, Las Nieves y Malacara; así como la pista deportiva de la barriada La Palma; la de Los Milagros y la de la Plaza de las Madres. Y, como queremos dar a nuestros niños y niñas calidad de vida y fomentar la práctica del deporte en los primeros meses de 2019 vamos a mejorar el césped artificial de las pistas deportivas de los centros escolares de Las Nieves, Sericícola y Pinar Hondo.

Seguiremos atrayendo a inversores que desarrollarán nuevas iniciativas comerciales, como ya se ha hecho con los proyectos hoteleros que se prevén en el Cangrejo Rojo, La Puntilla y Bahía Blanca.

Y, todo ello sin olvidar los nuevos parques infantiles por diferentes zonas de la ciudad, así como la instalación de los parques para mayores activos, donde puedan realizar sus ejercicios.

Como algunos negativistas, instalados en el derrotismo, pudieran decirme que “parece la carta a los reyes magos”, pararé de relatar y les invitaré a que respiren y se dejen guiar por la ilusión del momento propicio que vive nuestra ciudad, arrimen el hombro junto a quienes nos estamos dejando el alma en la Recuperación de nuestra Preciosa ciudad, y se sumen al cambio positivo y al trabajo honrado y humilde que estamos guiando El Puerto hacia la calidad que se merecen los y las portuenses.

 

David de la Encina

Compartir con: