“El objeto de convenio constituirá un área de reparto independiente en suelo urbano no consolidado, a tenor del contenido del artículo 18 de la LOUA, constituirá una unidad de ejecución a desarrollar por el sistema de compensación, en el marco establecido por el artículo 107.2 de la LOUA, parcelas ZO.ST.H/ZO.A.2 y ZO.MC.2”

Desde 2008 cuando Autoridad Portuaria Bahía de Cádiz APBC y PP dieron el pistoletazo de salida cerrando las puertas del pintoresco bar los Cuatro Vientos situado en la puntilla, mucho se ha hablado de hoteles, terrenos y convenios para toda esta zona. El párrafo anterior es un extracto del borrador actual del convenio, y una muestra de lo alejado que estos documentos pueden estar de la ciudadanía. Con el objetivo de acercar la cuestión a todas las personas interesadas en estos terrenos, he querido hacer un resumen coloquial, pedagógico, cronológicamente ordenado y una humilde propuesta final.

En 2009, el PP y APBC comienzan la redacción de un convenio, que queda aparcado. En el 2015, con la llegada del tripartito y estando Levantemos en el gobierno se retoma dicho convenio añadiendo algunas modificaciones. Sin embargo, tras la salida en junio de 2016 de nuestro grupo político del gobierno, el convenio vuelve a ser abandonado en un cajón. En 2017, fruto quizás del aburrimiento, APBC decide unilateralmente que quiere sacar a subasta los terrenos. Levantemos ante esta muestra de prepotencia propone que se realice la devolución de los terrenos por completo al municipio. Finalmente, ya en 2018, Puertos del Estado, que es el organismo “soberano” para la toma de decisiones, deniega ambas posibilidades, por lo que volvemos al convenio inicial.

Entrando en el convenio, los terrenos de la puntilla consisten en dos amplias parcelas, ambas bajo la titularidad de APBC. La primera parcela (1) comprende la zona donde está el polideportivo, por este terreno el ayuntamiento lleva pagando durante 30 años un canon anual de 90.000€, con el convenio se dejaría de pagar el canon.

La segunda parcela (2) abarca toda la zona entre el polideportivo y el río.

2.1 El campo de fútbol de afuera y el descampado donde estaban los Cuatro Vientos, Piriñaca y Pescador. Con el convenio, se prevé la construcción de un hotel.

2.2 Para la zona verde, situada frente a la puerta del polideportivo, estaría prevista la creación de un espacio deportivo y la recuperación de zonas verdes para su uso como parque.

2.3 La zona de los chalets derribados, y es aquí donde surgen más dudas y polémica. ¿Viviendas de protección, viviendas libres, uso comercial, uso hotelero o quizás hospedaje deportivo?

Existen más detalles, ventajas y desventajas, pero a grandes rasgos este es el contexto. El convenio es un paso que serviría para determinar el desarrollo urbanístico de la zona, pero que no será definitivo hasta que no se modifique el Plan General PGOU. ¿Qué significa esto? Que en la zona más polémica tendríamos la posibilidad de dejar abierta la puerta a varias opciones futuras hasta que el ayuntamiento apruebe la modificación del PGOU, para ello la mejor opción es, según criterio de los técnicos del ayuntamiento, dejar la categoría de viviendas de protección.

En definitiva, viendo la situación actual, la desconfianza que nos genera APBC y de lo que significa este convenio, mi apuesta sería solicitarle al gobierno local que le asigne a la zona la categoría de viviendas de protección, no porque piense que sea la mejor opción sino porque es la opción que genera mayor control, así como distintas alternativas para futuros proyectos, ya sea un segundo hotel, un albergue juvenil, hospedaje deportivo, viviendas o lo que se decida entre todas.

Compartir con: