Estárico.- ¿Ha mejorado significativamente El Puerto? Con una perspectiva general, mi respuesta es no. Un no que, aunque con matices, me permite afirmar que la deriva de El Puerto se ha llevado por delante al tripartito. Las circunstancias que hacen que nos encontremos donde estamos y que marcan nuestro rumbo, tienen que tener una fuerza y un determinismo impresionantes. Hace falta valor.

Además de los temas en el candelero mediático, en El Puerto hay otros indicadores que nos muestran que nuestro gobierno municipal no está demostrando fuerza ni convicción para acometer reformas de calado.

El principal de esos indicadores es el trabajo en sí de los funcionarios municipales. Nuestro alcalde sigue firmando dedicaciones y el complemento de productividad a todos los trabajadores, de forma sistemática y sin que tengan derecho. Desnaturalizando una herramienta de motivación y un reconocimiento económico a los que verdaderamente trabajan. ¿Por qué no se ha establecido un sistema que justifique de manera objetiva y razonable el especial rendimiento, la actividad extraordinaria…? No se trata de quitar nada a nadie, este complemento no es consolidable y es de naturaleza subjetiva (se aplica a la persona no al grupo). Por ahora no se cumple con la ley, se le paga a todos no vaya a ser que protesten o boicoteen, como si el personal del Ayuntamiento no fuese honorable y prefiriese saltarse la ley por cobrar más. El gobierno ha agachado la cabeza y la resignación se los ha llevado por delante, a costa de los fondos municipales.

Otro indicador es el Periodo Medio de Pago que debe ser de menos de 30 días y que este abril estaba en 180,66 días y que en abril de 2015 estaba en 146,08 días. El ayuntamiento no paga ni quemado y las empresas municipales tampoco cumplen. El incumplimiento de la Ley de Estabilidad Presupuestaria nos va a traer más de un quebradero de cabeza y todo es porque siguen trabajando igual, a salto de matas, no se implementan medidas eficaces. El Ayuntamiento ha pagado, sólo en este primer trimestre del año, 1.384.304,83€ en intereses de demora; nadie ha puesto freno a esta sangría.

Los contratos municipales no se los leen los responsables, ni los políticos, ni los asesores. Seguimos con consejeros en las empresas municipales que realizan una labor testimonial, votando por creencias y que no pueden sino aceptar por bueno lo que la otra parte les diga; ya que ni están preparados ni se entregan a su responsabilidad. El Puerto tiene externalizados los principales servicios que presta y con beneficios industriales que rondan el 10%-20% y otras retribuciones variables en función del volumen de trabajo. Pero no se está exigiendo el cumplimiento integro de esos contratos y las concesionarias están campando a sus anchas. Las multas por incumplimientos no se aplican, pues directamente no se abre expediente sancionador o el Sr. Interventor estima los recursos y casi no hay correctivos. Frente a contratos millonarios es sencillo avenirse con los responsables de supervisarlos y… The show must go on!

Aún os queda mucho para cumplir del Pacto de Gobierno. Estamos esperando la convocatoria de la Asamblea Ciudadana de Control que se celebraría cada nueve meses. ¿La señalización de las bolsas de aparcamiento municipales? ¿La documentación privada de la privatización de Apemsa en la web? ¿Como va el Plan Social del Barrio de la Esperanza, el Albergue Municipal, la Auditoria Ciudadana de la Deuda o la presencia de ciudadanos en el Consejo de Administración de APEMSA? Seguimos teniendo que desplazarnos a la OAC para la realización de trámites, E-administración YA!, por favor. ¿El Empleo verde y sostenible? ¿Veremos la Playa canina este 2016? Y ahora se abre el plazo de otras medidas pactadas, animo y a cumplir.

Los integrantes del gobierno ya habéis llegado a los puestos de responsabilidad, ya ostentáis el poder y la toma de decisiones, hacedlo por favor, o dejad paso a los siguientes. La mayoría de los portuenses os apoyaron con sus votos, asumisteis la responsabilidad de vuestras concejalías, pero falta que llevéis el compromiso que jurasteis a la realidad. El tiempo se pasa volando, no aparquéis vuestras metas y haced todo lo posible por hacerlas realidad. No dejéis que el vértigo del poder os paralice, la inacción no siempre es la receta. Sed fieles a vuestras ideas de cambio en el funcionamiento del Ayuntamiento, demostrad desde la legalidad que no estáis guardándole la cara a nadie. Vuestra acta es personalísima, tirar para adelante con las mejoras por muy radicales que sean y dejad un legado del que debe ser un efímero cargo.

Compartir con: