Opinión | Rubén Villar.- Me parece que el sentido del respeto de la Señora Luque es un poco incongruente cuando en un mismo artículo pide respeto y a la vez llama a mis compañeros de partido sinvergüenzas.

En el anterior artículo que escribí no era mi intención la de ofender pero como filólogo que soy, voy a recurrir al refranero español: quien se pica, ajos come.

Pero es que las palabras de Luque me resultan de risa cuando comienza diciendo que su intención es la de informar de la veracidad de ciertas cosas y me llama manipulador. Pues mire, déjeme decirle que prefiero que usted me llame manipulador a que la gente me conozca por la calle como la peor concejala de fiestas de la historia de nuestra ciudad.

¿Es que esta mujer no tiene otra cosa que hacer que responder en prensa a las personas que la critican? Yo le recomiendo que se preocupe de saber por qué tantas personas están en contra de su gestión y comience a trabajar para solucionarlo.

Insisto, me resulta gracioso que pida respeto y en otro comunicado me tachara de machista y miserable… Ella sabrá lo que hace, yo pienso que se retrata a sí misma con sus actuaciones.

Entiendo que mis palabras le escuezan. Pues Luque, ahí va otro: ¿No quieres lentejas? Dos platos. Aquí voy a seguir, defendiendo los intereses de los portuenses como portuense que soy.

Rubén  Villar, Vicesecretario de Ideas y Programas NNGG-El Puerto.

Compartir con: