Redacción | Conil.- La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Carmen Ortiz, ha visitado esta tarde la cooperativa Nuestra Señora de las Virtudes de Conil de la Frontera (Cádiz), de la que ha valorado su capacidad para la incorporación de jóvenes, que están tomando el relevo de los socios más veteranos. Además, ha puesto en valor el alto porcentaje de mujeres que forman la plantilla de esta entidad (80%), que emplea en total a 130 personas entre puestos fijos y eventuales.

Ortiz ha destacado también que esta cooperativa, reconocida como Organización de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH) desde 2013, tiene aprobado un Programa Operativo que “está siendo muy importante” para modernizar su industria hortofrutícola y las explotaciones de los socios “con el objetivo de concentrar la oferta y generar mayor valor añadido”. Para ello, Nuestra Señora de las Virtudes ha realizado inversiones en infraestructuras y maquinaria, ha contratado a técnicos de control de calidad y ha adquirido nueva maquinaria, entre otras actuaciones.


Esta cooperativa se caracteriza por la gran variedad de productos hortofrutícolas que ofrece al mercado, más de 70, si bien el tomate es el cultivo mayoritario. Las 500 hectáreas de Nuestra Señora de las Virtudes comprenden 100 hectáreas de invernadero donde se cultivan, por ejemplo, pimiento italiano, calabacín y judía verde; a las que se suman otros cultivos al aire libre como zanahoria, lechuga, col, repollo y patata.

Esta entidad cuenta con 500 socios de Barbate, Chiclana, Conil, Vejer, Medina Sidonia y Puerto Real y se caracteriza por el pequeño tamaño de las explotaciones, que oscilan entre una y 1,5 hectáreas. La cooperativa facturó 24,5 millones de euros en 2014  y entre sus instalaciones cuenta con una lonja, una central de manipulación hortofrutícola, un almacén de frutas y verduras, así como la tienda Coagrico, de venta directa al consumidor.

Nuestra Señora de las Virtudes dispone también con un semillero y en la campaña 2014-2015 ha construido un campo de ensayo para la prueba de nuevas variedades hortícolas de las casas de semillas con el fin de comprobar su productividad, condiciones de producción y viabilidad.

Además, la entidad tiene en proyecto la construcción de unas instalaciones destinadas al injerto de tomates y otras hortalizas que los convertirá en pioneros en esta técnica de cultivo en la provincia de Cádiz.

Relevo generacional y modernización

En la provincia de Cádiz, 97 jóvenes (68 hombres y 29 mujeres) van a poder incorporarse a la actividad agrícola y ganadera al haber obtenido una ayuda de la Junta   en la convocatoria de 2015, resuelta recientemente. El importe total de estos incentivos en Cádiz roza los 5,7 millones de euros, y se estima que la actividad de estas nuevas empresas permitirá la creación de más de 700 puestos de trabajo en el medio rural.

Ante la elevada demanda de solicitudes presentadas a esta convocatoria, la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural multiplicó por 4,5 el presupuesto inicial, que pasó de 20 a 90 millones de euros; lo que ha permitido adjudicar incentivos a un total de 1.492 jóvenes. La Junta trabaja ya en la preparación de una nueva convocatoria para este año.

La consejera ha recordado además que entre otras líneas de apoyo del Gobierno andaluz a la actividad agrícola y ganadera, desde el pasado 31 de mayo está abierto el plazo para solicitar las ayudas a la modernización de explotaciones, línea dotada inicialmente con 29,7 millones de euros. El plazo estará abierto hasta el próximo 31 de agosto.

 

Compartir con: