publicidad


Impartido por dos profesionales del centro, se han ofrecido nociones teóricas y prácticas para que las familias puedan actuar ante una emergencia 

Padres, madres y cuidadores principales de menores ingresados en la Unidad de Neonatología del Hospital Universitario de Puerto Real han  participado en una formación en  prevención y soporte vital básico, como paso previo al alta de los niños a sus domicilios, para que las familias puedan actuar en caso de una emergencia. 

Desde el centro sanitario se explica que la personalización de cuidados de los menores ingresados conlleva la realización en ocasiones de formación a los progenitores, de forma que éstos  puedan aumentar tanto sus competencias como su confianza en los cuidados a administrar al bebé. 

El taller ha sido impartido por dos profesionales del centro, instructores nacionales de soporte vital avanzado neonatal y pediátrico. Así, durante la sesión, hubo una parte teórica en el despacho de la unidad y posteriormente se realizó la parte práctica en la zona de cunas  de la unidad, donde se utilizó un maniquí de soporte vital básico. 

La adquisición de conocimientos básicos en actuaciones de urgencia permite la realización de las primeras maniobras mientras llegan los equipos de emergencia para atender a los afectados. Por ello, el adiestramiento en técnicas de soporte vital básico y los talleres de RCP básica tienen como objetivo generar la denominada ‘cadena de supervivencia’ en los casos de crisis, ya que una actuación eficaz en los minutos posteriores a una parada cardiorrespiratoria puede resultar crucial para el paciente, ya que, en tiempo, la falta de oxígeno y sangre en el cerebro pueden causar daños irreversibles e incluso la muerte.