publicidad


Irene García, presidenta de Diputación.

Irene García: “Esta institución llegará al máximo nivel inversor que nos permita la legislación, para eliminar brechas de desigualdad y crear empleo”

La presidenta de la Diputación de Cádiz, Irene García, ha destacado las claves de trabajo y las líneas de estrategia política que adoptará el Gobierno provincial de cara al nuevo curso político. Las medidas de carácter social que reduzcan los efectos de la pandemia se constituyen como la prioridad absoluta en la acción de la institución, según ha afirmado García, quien, de este modo, ha destacado la necesidad de dar continuidad a las iniciativas que ya se han venido desarrollando desde el inicio de la crisis sanitaria.

Irene García ha anunciado que la posibilidad que ahora se abre para las Corporaciones Locales, de recurrir a excedentes presupuestarios para movilizarlos en aspectos directamente vinculados a combatir la pandemia, va a favorecer que la Diputación pueda estar más cerca de la ciudadanía y las entidades locales. Al respecto –y a la espera de confirmar si en el Congreso de los Diputados se convalidará el acuerdo adoptado entre el Gobierno estatal y la Federación Española de Municipios y Provincias- Irene García aseguró que “no les quepa ninguna duda de que esta institución llegará al máximo nivel inversor que permita la legislación. Pondremos a disposición de los ayuntamientos todos los recursos a nuestro alcance en programas para reducir brechas de desigualdad y crear empleo”.

Con respecto a las medidas ya adoptadas, Irene García ha recordado “una movilización de recursos sin precedentes, en apenas un par de meses, para poner a disposición de los ayuntamientos hasta 27 millones de euros con los que hacer frente a sus necesidades en materias como desinfección de espacios públicos, compras de material de protección, contratación de más personal específico, reducción del impacto social de la pandemia y generación de empleo”. La presidenta de Diputación ha explicado que esa inversión se ha resuelto a través de excedentes del anterior ejercicio, unidos a modificaciones del presupuesto en vigor obtenidas diligentemente por personal de la institución provincial.

Facilidades a los contribuyentes y mantenimiento de los compromisos de asistencia a los ayuntamientos, a pesar de la pandemia, son otras dos claves de acción a mantener, según Irene García, quien ha querido subrayar que el Servicio Provincial de Recaudación y Gestión Tributaria ha mantenido el ritmo de entrega de los adelantos a cuenta de la recaudación de los impuestos municipales. Hasta final de julio la cifra de las transferencias a los ayuntamientos supera los 210 millones de euros, flexibilizando además el cumplimiento de las obligaciones tributarias por parte de los contribuyentes. La situación descrita supone “un ejemplo de la gestión ordinaria que hemos mantenido”, como solución eficaz para propiciar liquidez económica a las entidades locales.

La presidenta de Diputación también ha destacado la necesidad de unidad de acción, la corresponsabilidad y la interlocución entre todas las administraciones sin dejar de lado a la local, la que menos recursos tiene para combatir los efectos de la COVID-19.  De este modo ha señalado que desde Diputación se mantienen los cauces abiertos con los alcaldes y alcaldesas, que coinciden en la necesidad de políticas sociales como lo más prioritario, según Irene García.

Al respecto ha lamentado que no se haya recibido esta correspondencia por parte de la Junta de Andalucía. Irene García ha señalado que el presidente autonómico, Juan Manuel Moreno, no ha  respondido a ninguna de las cartas que le he dirigido durante la pandemia ni atendido las solicitudes de reunión. Además no se ha convocado ni una sola vez el Centro de Coordinación interadministrativo que se reunía puntualmente durante la gestión del Gobierno de la Nación. Al contrario, en este contexto “la Junta ha eliminado los fondos de la Inversión Territorial Integrada que primaban la peculiar situación de la provincia de Cádiz como consecuencia de su desempleo estructural, para derivarlos a atender una actuación como el plan Aire, que es un instrumento común para las ocho provincias andaluzas”. También ha mostrado su desacuerdo con que el Gobierno andaluz pretenda desentenderse de la financiación de las tareas de desinfección de colegios.

Irene García también ha aludido a la inminencia del Brexit y a la repercusión directa que va a tener en el Campo de Gibraltar, que obligará a la Diputación a mantenerse alerta y proponer opciones constructivas para convertir esta nueva situación en oportunidad de crecimiento. La presidenta de Diputación también ha mostrado su actitud proactiva para que sectores estratégicos como el turismo, la industria naval y la aeronáutica recuperen su pujanza.