publicidad


El PP recuerda al Gobierno de PSOE y C’s que en La Isla hay muchos problemas por resolver en las barriadas

El presidente del PP isleño, José Loaiza, ha pedido al gobierno municipal que destine la inversión prevista en la anunciada remodelación de la Plaza del Rey, en solventar el problema de salubridad existente en La Almadraba. Para solicita que el Ayuntamiento acometa la urbanización de la zona no contemplada en esta barriada por la EDUSI.

“Recientemente, los isleños hemos tenido constancia de la existencia de proyectos que el Gobierno de PSOE y Ciudadanos pretenden ejecutar y cuya necesidad y beneficio social es, cuando menos, cuestionable”, argumenta De Alba para quien la remodelación de la Plaza del Rey “es una obra que sigue sin mostrarse como urgente ni necesaria si atendemos al estado en que se encuentran las barriadas isleña como La Almadraba, La Ardila o Bazán, entre otras”, dijo.

Cierto es que la barriada de la Almadraba lleva años buscando normalizar su situación urbanística con el resto de la ciudad. La realidad es que hoy en día, los vecinos de La Almadraba no cuentan con los mismos servicios que la inmensa mayoría de los isleños, caso de una red alcantarillado. 

El Ayuntamiento, con cargo a los fondos EDUSI, pretende llevar a cabo los trabajos para urbanizar solo la mitad de esta barriada. Al contrario de lo inicialmente planteado, el compromiso fue  modificado dejando ahora fuera de la solución a buena parte de las viviendas afectadas, en concreto a las ubicadas entre el número 435 de la avenida de Buen Pastor y el número 477. 

“La oportunidad de resolver problemas que afectan a familias debe priorizarse por delante de cualquier otro objetivo, por ello la solución a la pieza de La Almadraba debe contemplarse de forma integral, ya sea con dinero proveniente de Europa o con fondos propios del Ayuntamiento, pero los vecinos no pueden seguir soportando esa situación”, dijo el edil.

El edil del PP recordó que, en una escala de prioridades, lo más importante es solucionar los problemas de los vecinos. “Ahora mismo lo urgente es acabar con los problemas de higiene y salubridad que sufren muchos ciudadanos y no gastar el dinero público en remodelaciones estéticas por cuya ejecución no existe ningún clamor social”, concluyó.