publicidad


  La formación reclama que el uso del remanente “sirva también para mejorar la ciudad”

Podemos ha criticado de nuevo el gasto desorbitado que supone la compra del nuevo mobiliario para el ayuntamiento “ahora que conocemos el desglose de algunos artículos y su coste, como la compra de 548 sillas y 145 mesas por un coste de más de 200.000 euros”, explica Ernesto Díaz, coordinador de la formación, que recuerda que hay mobiliario repartido por diferentes dependencias del Ayuntamiento que se podría aprovechar evitando “gastos innecesarios”.

“Mientras se nos dice en el pleno por parte del PSOE que no se puede utilizar parte del remanente de los presupuestos para hacer reparaciones urgentes en la ciudad, como el alcantarillado de la barriada Bazán, vemos cómo casi 400.000 euros se destinan únicamente a comprar mobiliario y otros 600.000 van destinados a arreglar las calles del alrededor del ayuntamiento”.

Díaz reclama que el remanente del presupuesto “sirva también para mejorar la ciudad, especialmente cuando hay necesidades sociales prioritarias sin cubrir”, como el caso de Bazán, el asfaltado de calles, la falta de inversiones en las barriadas periféricas o los desahucios que siguen produciéndose en la ciudad sin que haya mecanismos efectivos desde el Ayuntamiento para frenarlos.

Desde Podemos se critica que el remanente de los presupuestos “haya ido incrementándose cada año por la falta de inversiones en la ciudad. Unas carencias en inversiones que contrastan con los 50.000 euros en dos mamotretos, los 31.000 en el coche oficial o los 1.000 en el nuevo sillón de la alcaldesa para el ayuntamiento”. O los 200.000 euros que se gastaron en la remodelación del despacho de alcaldía “cuando se sabía que era una situación temporal hasta que se terminara la rehabilitación del edificio del consistorio” y que están más relacionados con lo que parecen “caprichos” de la alcaldesa que en verdaderas necesidades y que no deben ser asumidos por la ciudadanía.