publicidad


El Ayuntamiento debe garantizar la distancia de seguridad entre puestos y viandantes

Ana Rojas, portavoz de Podemos, ha propuesto al gobierno local medidas para que se pueda colocar el mercadillo “en la Fase 1 de transición que comienza el próximo 11 de mayo”. Durante esta segunda fase, el gobierno ha dejado a los ayuntamientos la decisión de dar permiso para colocar el mercadillo ambulante, “dentro del plan de reactivación de la economía, comenzando por los pequeños comercios y los mercados no sedentarios al aire libre y dejando fuera las grandes superficies”.

Rojas reclama un plan para asegurar la distancia entre los puestos y viandantes, “pudiendo coger más terreno del recinto de La Magdalena y limitando el aforo”. Otra opción que da el gobierno es limitar el número de puestos, pero ésta deja fuera de la actividad económica al 75% de los puestos que ya se colocan cada jueves en el mercadillo. Un sector que al igual que los comercios fijos de la ciudad “ha visto que sus ingresos se han paralizado y ahora tienen que volver a activarse”.

La portavoz remarca que el mercadillo ambulante de La Magdalena ha cesado su actividad desde el inicio del estado de alarma el 14 de marzo y que han perdido siete semanas de trabajo “y si la concejalía de Comercio trabaja desde ya, para el próximo 14 de mayo podría reactivarse”.

Esta propuesta se añade a la anterior presentada por la formación para pedir la exención de los impuestos municipales durante los días que no han podido hacer el montaje de los puestos. También planteó Podemos que los autónomos del mercadillo entraran en los planes del Ayuntamiento para las ayudas empresariales en proporción a la actividad perdida.