La formación pide que se incluya a estos comerciantes en los planes de ayuda del Ayuntamiento a autónomos y pymes

Podemos ha reclamado al gobierno la exención de los impuestos a los comerciantes del mercadillo ambulante durante los días que no han podido colocar los puestos por el estado de alarma en el recinto ferial de la Magdalena. “Además de pedir que se les amplíe el plazo para el pago de impuestos, reclamamos también que no se cobre la parte proporcional de los días de marzo y abril que no han podido ni van a poder colocar los puestos”, exige Ernesto Díaz, concejal de la formación.

Comerciantes del mercadillo han recibido los impuestos semestrales que deben pagar al Ayuntamiento “y no han recibido ningún tipo de información más al respecto, al contrario de lo que ha pasado en otras ciudades, en las que sí se les ha informado a los comerciantes sobre la situación más allá de la suspensión del montaje del mercadillo hasta nueva orden”.

Díaz ha pedido que el Ayuntamiento contacte con cada comerciante para que les explique cuál es la situación fiscal, los procedimientos a seguir “y que por escrito se les notifique esa exención”.

Podemos ha pedido además que estos comerciantes se incluyan dentro de las ayudas municipales a autónomos y pymes “para compensarles las pérdidas económicas causadas por el cese de la actividad durante los días que no han podido ni podrán trabajar en la ciudad”, que sumarían cinco semanas tras la última prórroga del estado de alarma.